Madsen ya no pudo cumplir su ambiciosa meta: cruzar a remo el Océano Pacífico, ¡completamente sola!

A mitad de surcar su recorrido, la muerte sorprendió a esta remera paralímpica, quién fue encontrada amarrada de su pequeño bote de remos.

Partió de Marina del Rey, en Los Ángeles, EE. UU., con el objetivo de llegar al Hawaii Yacht Club, en Honolulu, Hawai, EE. UU. Esperaba hacer el recorrido en cuatro meses.

Sus allegados confirmaron que los deseos de Madsen era convertirse en la primera parapléjica y la mujer de mayor edad, en remar sobre el Océano Pacífico, sola.

Esta hazaña estaba siendo documentada para un programa de formato televisivo, por lo que la embarcación contaba con un rastreador GPS y mantenía constante comunicación, vía satelital, con los cineastas.

La última comunicación fue el día 21 de junio a las 9:00 de la mañana. La Guardia Costera de Estados Unidos, estableció un perímetro de búsqueda aérea y acuática. Inclusive vuelos comerciales y cargueros, sobrevolaron el área, desviándose de sus coordenadas de ruta comercial, para ayudar con la ubicación y rescate. 

Fue el carguero alemán Polinesia quién ubicó la embarcación con el cuerpo de Madsen.

Ángela conocía los riesgos mejor que cualquiera de nosotros y estaba dispuesta a correrlos porque estar en el mar la hacía más feliz que cualquier otra cosa. Nos dijo una y otra vez que si moría en el intento, así es como se quería ir, señaló el comunicado de su página web.

Madsen atravesó varios obstáculos en su vida. Era una mujer que tenía entrenamiento militar. Había servido a los EE. UU., como marine, lo que hizo que desarrollara una disciplina para encarar los diferentes desafíos que la vida le presentó. Obtuvo el récord mundial Guinness de remo en el océano en seis ocasiones. Se quedó sin movilidad en las piernas, tras una cirugía de espalda que salió mal. Sin trabajo, divorciada y en situación de calle, retomó su vida entrenando para ser deportista paralímpica en las disciplinas de remo y tiro, en donde ganó medallas de bronce.

Otra hazaña que se le atribuye es ser la primera mujer en cruzar los Océanos Atlántico e Índico, remando. Ya no pudo concluir su meta: se quedó a mitad del recorrido. Descansa en paz, Ángela Madsen.

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 3.7 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here