A la par de la pandemia por coronavirus, en la República Democrática del Congo, se vivía el décimo brote de ébola, mismo que este 25 de junio la Organización Mundial de la Salud, declaró terminado. 

Sin embargo, la vigilancia por el surgimiento de un nuevo brote, y el apoyo a quienes sobre vivieron la enfermedad, continuará. Informó en un boletín la Organización Mundial de la Salud (OMS): Hoy se celebra el décimo brote de la enfermedad por el virus del Ébola en la República Democrática del Congo (RDC). Este brote largo, complejo y difícil se ha superado gracias al liderazgo y el compromiso del Gobierno de la RDC, con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una multitud de socios, donantes y, sobre todo, los esfuerzos de las comunidades afectadas por el virus.

Fuente: www.who.int

El mundo ahora está mejor equipado para responder al Ébola. Se ha autorizado una vacuna, y tratamientos efectivos identificados, dijo el Director General de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Este brote causó menos impacto que el surgido en el año 2018, en la misma región en donde murieron 2,280 personas. 

De acuerdo a las declaraciones del ministro congoleño de Sanidad, Eteni Longondo, el 01 de junio de este año: puedo confirmar que tenemos una nueva epidemia de ébola en Mbandaka. Ya hay cuatro personas muertas.

Fuente: www.who.int

El Gobierno del Congo, quien además lucha contra la pandemia por coronavirus, generó una reacción inmediata para contener este brote. Muchas de las medidas de salud pública que han tenido éxito en detener el Ébola son las mismas medidas que ahora son esenciales para detener COVID-19: encontrar, aislar, probar y cuidar cada caso y el rastreo implacable de contactos, citó en el mismo boletín la OMS.

Los trabajos sanitarios se han complicado por las constantes manifestaciones de grupos armados y la inseguridad que vive el personal médico en las llamadas zonas rojas. Además de los constantes llamados de grupos humanitarios, a los actos de corrupción por el desvío de fondos en contratos inflados, pagos a fuerzas armadas y otras prácticas de coerción por parte de las autoridades al mando.

Con todo ello, el Director de la OMS pudo declarar que hoy es un día de alegría. Con placer anuncio el fin de la epidemia de ébola en el noroeste del Congo.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here