En lo que les ha dado por llamar a los Gobiernos la nueva normalidad, se ha tenido la oportunidad de ver animales en lugares que antes, por la ocupación humana, no era frecuente verles.

Ahora es el caso de la playa Cala Blanca, en Menorca, España; en donde han tenido que desalojar a los bañistas, que han tenido la oportunidad de avistar un pez aguja imperial de casi dos metros de largo.


El regreso de las actividades turísticas, posterior a la cuarentena por el coronavirus, se vio entorpecida por dos horas aproximadamente, en la que el pez rondó por la playa mientras que los visitantes esperaban se alejara.

Este pez cuenta con cierto aspecto gracioso: de cuerpo alargado y delgado, con la cabeza que presenta una terminación en pico con muchísimos dientes, aparentando incluso ser frágil, pero no lo es. Cuando se sienten amenazados, incrustan su pico en defensa.

depeces.com

Su hábitat se ubica en el mar mediterráneo y el Atlántico occidental. Lo podemos encontrar preferentemente en aguas profundas, por ello ha causado conmoción en la población de Menorca su avistamiento, la playa que ha visitado es de poca profundidad.

depeces.com

Frecuentan territorios de cardúmenes de peces menores para alimentarse. Se le dice imperial por los colores que iluminan las escamas de su cuerpo.

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 1.5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here