ANIMALESMÉXICONATURALEZA

Oso del Parque Chipinque, en Monterrey ¡reaparece!

Hace algunos días, en redes sociales se hicieron virales las imágenes de un oso captadas por turistas que visitaban el Parque Chipinque, ubicado en Monterrey, México. Hace unas horas, aún causaba sensación la selfie que la chica alcanzó a tomar con el oso en segundo plano.

Foto: Twitter/especial

Hoy, vuelve a aparecer en los suburbios cercanos al parque. Una vecina de la Colonia San Pedro, que transitaba por la banqueta, fue quien escenificó el encuentro con el oso negro. Ya en otras ocasiones ha sido visto, buscando alimentos en los depósitos de basura.

En el video se puede apreciar el nerviosismo presente en el encuentro. Mientras que el oso persigue a la persona con quien tiene contacto, en busca de atención.

El nervio incrementa cuando el oso le toma de la pierna y obliga a cambiar el ritmo de su paso. Entonces el oso le persigue. Mientras la persona que graba le llama, para que la persona pueda huir.

Imagen: @raulbrindis

Ya la Dirección de Parques y Vida Silvestre de Nuevo León, analiza junto con la AZCARM, una sociedad protectora de animales, opciones para llevarlo a un zoológico, una vez que sea capturado.

Un dato sobre el oso negro en México.

De acuerdo a la Universidad Autónoma de Nuevo León, este oso es de la especie Ursus americanus, y la especie está protegida por el decreto emitido por la NOM-059-SEMARNAT-2010.

Son organismos omnívoros que se alimentan de animales, plantas, insectos, y que cuando ven alterado su hábitat emigra. Son considerados animales útiles para mantener el funcionamiento y la dinámica de los ecosistemas.

Considerado como una especie en peligro de extinción en la Lista Roja de la UICN, su mayor amenaza es la cacería y el comercio ilegal de los ejemplares, así como de algunas partes de su cuerpo.

Algunas actividades humanas, como la deforestación y el cambio de uso de suelo, principalmente para actividades agropecuarias, han provocado la degradación y pérdida del hábitat del oso.

Al ya no ser áreas adecuadas para el mantenimiento de las poblaciones, los individuos se desplazan buscando otras fuentes de alimento, y si a esto se le suma el crecimiento de las poblaciones humanas, el resultado es la interacción entre humanos y osos se limita a ser atropellados, o contenidos en zoológicos.

Quienes han tenido contacto directo, deben sentirse orgullosos. Se cuenta apenas una docena de ejemplares que están esparcidos por los estados de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila.

Con información de UANL/Twitter.

Somos Extremo Mundial.

 

74 thoughts on “Oso del Parque Chipinque, en Monterrey ¡reaparece!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *