Amber Rachdi es una chica originaria del estado de Oregon, en Estados Unidos. A sus escasos 24 años llegó a tener una vida sedentaria y poco saludable. Ganó tanto peso, hasta llegar a pesar un total de 298 kilogramos.

Desde su infancia tuvo un desorden alimenticio y tocó fondo. Su peso extremo no le permitía vivir sola, ya que requería de la asistencia de alguien para sus actividades diarias: bañarse, vestirse, moverse dentro de su casa, para alimentarse y poder salir a trabajar.

script async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">
Foto: DKISS

Tuvo que volver a depender de sus padres y se mudó de nuevo con ellos. Su salud física y emocional estaba por los suelos. Ella ya no podía seguir viviendo de esta manera.

Foto: DKISS

De pronto su pareja sentimental Rowdy le animó a poner todos sus esfuerzos para lograr un cambio en su estilo de vida.

Harto de verle salir únicamente para comprar comida y continuar incrementando su peso. Necesitaba hacerle consciente de la necesidad de un cambio. Más aún cuando ella dependía de una silla eléctrica para moverse.

Su salud estaba tan deteriorada que los pliegues de su piel se inflamaban y requerían ser lavados con un cepillo especial y con la asistencia de su pareja.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Taken on the first day I wore jeans since I was a sophomore in high school. Little victories!

Una publicación compartida por Amber Rachdi (@amberrachdi) el

Y entonces llegó la solución. Ella aplicó para participar en un programa de televisión producido por la cadena TLC, titulado My 600lb Life, o como le conocemos en algunos países latinos: Kilos Mortales.

El programa exhibe casos complejos de personas que acuden a la búsqueda de la medicina bariátrica para controlar su peso.

Y aunque ella solo era feliz cuando comía grandes comidas y hasta cuatro veces al día, tenía que poner fin al consumo de comida rápida y muchas cosas dulces.

Así que Amber se decidió por un Bypass gástrico, una técnica usada por los bariatras para ayudar a reducir el estómago y con ello, la ingesta de alimentos.

Entre menos calorías se consumen, el cuerpo va tomando de las reservas y quemando grasa. Amber sabía que la pérdida gradual de peso es lenta, pero segura.

Para poder establecer toda una estrategia que le devolviera la vida saludable, ella se mudó a Texas, EE.UU., lugar en que se encuentra ubicada una de las mejores clínicas de atención bariátrica.

La clínica es atendida por el médico experto en tratamientos bariátricos, el Dr. Nowzaradan, quien goza de tener una amplia experiencia en atender pacientes que llegan a pesar hasta los 300 kilogramos.

Una de las condiciones que el Dr. Nowzaradan estableció para operar a Amber, es que debía comenzar una dieta saludable, que le permitiera llegar a un peso de menos riesgo para la cirugía.

¡Y Amber se empeñó, empezó a comer más saludable!

Cuando llegó el momento de subir a la báscula para saber si había logrado la meta, estaba muy nerviosa. Y cuando lo hizo se dio cuenta que el esfuerzo realizado rendía frutos. Con 8 kilos menos, el medico podría hacer la operación.

Un nuevo y difícil comienzo.

La cirugía y el momento de la recuperación fueron difíciles. Y más difícil, fueron los siguientes 7 meses después de la operación. Más con un poco de actividad física y un cambio drástico en la cantidad de alimentos, logró bajar más de 40 kilos.

Su nueva energía y motivación, le hizo decidiese por un deporte y Amber giró su vida al gimnasio. Con esta actividad logró bajar más peso.

Doce meses después de la operación, Amber regresó a su seguimiento médico. Y cuando subió a la báscula, ella había logrado bajar 65 kilos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Amber Rachdi (@amberrachdi) el

El Dr. Nowzaradan le manifestó que sentía orgullo por los logros que Amber había obtenido. Y ahora estaba lista para una siguiente intervención: retirar toda la piel sobrante que colgaba de sus extremidades y su cuerpo.

Amber comenzó a asistir a un terapeuta para manejar sus problemas emocionales y no descargarlos con la comida.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Amber Rachdi (@amberrachdi) el

Después de haber estado deprimida por varios años, Amber por primera vez en mucho tiempo comenzaba a ser feliz otra vez.

Bajar de peso, ganar autoestima.

Una vez que Amber comenzó a bajar de peso, se mantuvo en el camino. Lo que hizo fue comenzar a quererse. Ella deseaba celebrar su cumpleaños número 30, y con el ritmo de vida que tenía, no lo habría logrado.

Foto: Facebook/Amber Rachdi

Además, sentía que no estaba a la altura de las expectativas de sus padres. Veo mucha lástima en la cara de mi mamá cuando me mira y no puedo soportarlo, dijo para The Daily Mail.

En otro momento, durante la filmación del programa, Amber dijo: todo me duele, me duele la espalda, me duelen las canillas. Estoy muy limitada en lo que puedo hacer y a dónde puedo ir. Me siento atrapada, agregó.

Foto: Facebook/Amber Rachdi

Cuando Amber decidió escribir al programa de TLC, no podía ni siquiera hacer tareas simples como pararse sobre sus piernas. Tenía que sentarse después de estar de pie solo media hora. Vivía confinada en su casa.

Llegó a llamarse a sí misma un desagradable y asqueroso monstruo.

Su autoestima se recuperó cuando dejó de depender de sus padres y de su novio para cocinar y hacer sus actividades diarias.

Nueva vida, nueva imagen.

Pasé mucho tiempo sin gustarme, así que estoy documentando momentos en los que me siento bonita. He perdido más de 180 kilos, estoy volviendo a aprender mi reflejo, publicó Amber en su cuenta de Instagram, junto a fotografías.

Foto: Especial/Amber Rachdi

Amber recuperó la buena salud y se ganó el respeto de sus padres y su novio. Así como la admiración de miles de personas en las redes sociales, que la apoyaron durante el camino.

Ahora, con un cuerpo más delgado, ha aprendido a combinar su vida de ejercicios y sus estudios. Cuenta con una maestría en maquillaje. Ella ha logrado transformar su vida y se ve increíble.

Foto: Especial/Amber Rachdi

Su nueva vida incluyó un nuevo novio, con el cual se comprometió en 2016 y se casó. Ella vive determinada a ser feliz y comparte su historia para motivar a otras personas a iniciar su propio cambio.

Foto: Twitter/Amber Rachdi

En un post de Facebook, ofreció algunos consejos sabios a las personas que están luchando con problemas de salud relacionados con el peso.

En los últimos años, ella perdió más de 180 kilos.

Con información de The Daily Mail, Facebook, Twitter, Instagram.

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 4.3 / 5. Recuento de votos: 238

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

17 Comentarios

  1. When I originally commented I clicked the «Notify me when new comments are added» checkbox and now each time a comment is added I get several e-mails with the same comment. Is there any way you can remove me from that service? Bless you!

  2. Most of the things you claim is astonishingly accurate and it makes me wonder why I hadn’t looked at this with this light before. Your piece really did switch the light on for me personally as far as this particular subject matter goes. Nonetheless at this time there is actually one particular position I am not necessarily too comfortable with and while I attempt to reconcile that with the actual main theme of your issue, allow me see just what all the rest of the visitors have to point out.Well done.

  3. What i do not realize is actually how you are not really much more well-liked than you may be now. You are very intelligent. You realize thus considerably relating to this subject, made me personally consider it from so many varied angles. Its like women and men aren’t fascinated unless it’s one thing to accomplish with Lady gaga! Your own stuffs great. Always maintain it up!

  4. There are certainly loads of details like that to take into consideration. That may be a nice level to deliver up. I supply the thoughts above as basic inspiration but clearly there are questions just like the one you bring up where an important factor might be working in sincere good faith. I don?t know if best practices have emerged round things like that, however I am positive that your job is clearly identified as a fair game. Each boys and girls feel the impression of only a second’s pleasure, for the rest of their lives.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here