Si eres alguien a quien le gusta correr o andar en bicicleta, probablemente hayas estado buscando una máscara o cubrebocas que te permita ejercitarte de manera cómoda y segura en medio de la pandemia.

Eso puede ser un hallazgo difícil, porque la mayoría de las mascarillas de fitness actualmente en el mercado no están diseñadas para filtrar partículas, sino más bien para simular niveles bajos de oxígeno para ayudar al entrenamiento y poder correr a gran altura al mejorar la capacidad cardiorrespiratoria.

script async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Ahora, Reebok está trabajando en máscaras para las necesidades actuales y que no interfieran con el rendimiento, pero también está pensando en el futuro y sobre cómo se verán las máscaras para ejercitarse dentro de décadas.

Algunos expertos creen que el aumento de los niveles de contaminación, junto con las pandemias más frecuentes, podrían hacer que las máscaras formen parte de nuestros entrenamientos mucho después de que haya pasado la crisis actual.

Desafortunadamente, esta es la nueva normalidad, dice Don Albert, director del laboratorio de innovación europeo de Reebok, conocido como Creation Center. En muchas partes del mundo, particularmente en Asia, la gente usa regularmente máscaras para hacer ejercicio al aire libre. El coronavirus está aumentando la necesidad de máscaras .

Albert y su equipo han esbozado tres prototipos de máscaras que protegerían a los atletas de las partículas peligrosas en la atmósfera al mismo tiempo que capturan información sobre los niveles de oxígeno del usuario y otros elementos vitales para que puedan aumentar su rendimiento. Por ahora, el equipo aún se encuentra en las primeras etapas de diseño, pero estas máscaras ofrecen un vistazo a nuestro futuro distópico. Este fue realmente un ejercicio para imaginar cómo será el futuro del fitness, dice Albert. ¿Qué pasaría si pudiéramos crear una máscara que la gente no solo tenga que usar, sino que realmente quiera usar?

Aquí tenemos un vistazo a las imágenes que Reebok ha creado de tres máscaras de fitness futuristas.

La máscara sensorial.

Imagen: Reebok.

Esta máscara se parece más a la que vemos  en todos lados. Pero mientras que la mayoría de las máscaras oscurecen la cara, esta tiene una pantalla transparente alrededor de la boca. La investigación de Reebok ha descubierto que las personas ven los deportes como un esfuerzo social y, como resultado, les gusta poder expresar sus emociones y ver las caras de los demás también. Esta máscara filtra las partículas pero también permite que el usuario se comunique con quienes les rodean. Albert imagina que esta máscara estaría equipada con sensores que rastreen la frecuencia cardíaca y respiratoria del usuario que se capturarían en una aplicación.

La máscara de inmersión.

Imagen: Reebok.

Esta máscara sería la más extraña. Se trata de un careta transparente que recorre todo el rostro e incluye una capucha y un respirador para ofrecer una cobertura completa. Se podría usar esto en algún lugar donde pudieras estar expuesto a químicos peligrosos pero aun así querrías tener una buena caminata. Está diseñado para ofrecer al usuario mucha protección contra los elementos, al mismo tiempo que le permita inhalar libremente, gracias al respirador.

La cobertura de esta máscara también significaría que tendría el potencial de ofrecer la mayor cantidad de datos, ya que tendría sensores en las áreas de la cara y la cabeza. Albert considera que esta máscara se combinaría con una aplicación para ayudar al usuario a mejorar su rendimiento en cualquier actividad que esté haciendo. También podría ajustar las condiciones dentro de la máscara, desde la temperatura hasta los niveles de oxígeno.

Debido al calor de ciertas zonas del planeta, esta careta sería mejor para espacios con temperatura controlada donde se podría estar preocupado de infectarse (nuevamente, estas son situaciones extremas que él está considerando). Y aunque la máscara nos parece extraña, puede que no lo parezca en un mundo en el que todos estén habituados a usar máscaras todo el tiempo. En el futuro, a medida que más personas usen máscaras, no nos parecerá tan extraño.

La máscara simbiótica.

Imagen: Reebok.

Albert dice que esta es la más ambiciosa de las máscaras. Se trata de un respirador incrustado con materia orgánica, como algas o musgo, que purificaría el aire al absorber dióxido de carbono de la atmósfera y liberar oxígeno. En este caso, la máscara también filtraría partículas peligrosas, por ejemplo, virus. Ya hemos visto cómo se utilizan las algas para purificar el aire contaminado, por lo que creemos que este podría ser un sistema de purificación natural en una máscara, dice Albert.

Si bien Reebok no está trabajando activamente para producir ninguna de estas máscaras, Albert cree que estas representaciones pueden informar cómo piensa la empresa sobre las máscaras del futuro. Después de todo, la crisis actual ha dejado en claro que las marcas deportivas tendrán que invertir en máscaras de fitness en los próximos años. En el futuro que imagina Albert, una máscara podría ser un requisito previo para hacer ejercicio.

Somos Extremo Mundial.

Con información de Fast Company.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here