Foto: The Verge.

La deforestación del Amazonas en Perú no se detiene ni siquiera en estos tiempos de pandemia. La deforestación de esta zona del gran pulmón de la Tierra ha sido ocasionada por los mineros ilegales de oro y una colonia de menonitas.

Así lo manejó este lunes el último reporte sobre deforestación del Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP, por su sigla en inglés) donde marcó las mayores áreas deforestadas de la selva amazónica peruana desde inicios del año 2020 apoyada por imágenes de satélite.

El caso más grave se encuentra en el poblado de Tierra Blanca, en la región de Loreto, la más extensa de Perú, donde un grupo de menonitas ha talado 332 hectáreas entre enero y agosto para iniciar una nueva colonia y realizar agricultura extensiva.

Imagen: MAAP.

Los menonitas ha deforestado 1,700 hectáreas en Tierra Blanca desde el año 2017 y 2,500 si tomamos en cuenta el otro asentamiento menonita de Perú, que se encuentra en la vecina región de Ucayali.

Por otro lado, la minería ilegal de oro ha encontrado en el río Pariamanu, de la región sureña de Madre de Dios, un nuevo sitio para la búsqueda del valioso mineral en donde remueven el lecho fluvial y el subsuelo selvático.

Desde enero, los mineros han deforestado 26 hectáreas de selva, a un ritmo de 3.25 hectáreas por mes, cerca de la comunidad nativa de indígenas amahuacas llamada Boca Pariamanu.

Lo mismo ha sucedido en la región vecina de Puno, donde en la zona conocida como Araza han arrasado con 46 hectáreas en el mismo tiempo, con un promedio de 5.75 cada mes.

Estas zonas se han vuelto los nuevos puntos de la minería ilegal después de que, desde el año pasado, las fuerzas armadas y la Policía Nacional de Perú tomaran control sobre La Pampa, el mayor centro de minería ilegal del Amazonas, donde se habían arrasado unas 8 mil hectáreas de selva.

Imagen: MAAP.

Para evitar que en estos nuevos sitios se llegue a una situación similar, las autoridades peruanas han comenzado a hacer operativos.

MAAP, una iniciativa de la organización Conservación Amazónica, también detectó numerosos casos de deforestación por agricultura migratoria, la principal causa de la pérdida de selva amazónica en Perú.

Este tipo de agricultura migratoria consiste en talar y quemar pequeñas áreas de selva amazónica para plantar cultivos cuya fertilidad y producción se ven disminuidas pronto por haber quemado el terreno, por lo que al año siguiente deben repetir el proceso en otra parcela aledaña de similar extensión de entre una y dos hectáreas.

Bajo este rubro el reporte identificó 235 hectáreas afectadas en el municipio de Bolognesi, de la región de Ucayali; así como 140 hectáreas en Santa María de Nieva, una de las zonas de mayor concentración de pérdida de bosque de la región Loreto.

Foto: LA Times.

También se observan casos similares cerca del Parque Nacional Sierra del Divisor y de la Reserva Territorial Kugapakori, Nahua, Nanti y otros, una de las cinco reservas naturales de Perú para indígenas en aislamiento voluntario.

Desde 2001, Perú ha perdido 2.3 millones de hectáreas de bosques, una superficie equivalente a la extensión de El Salvador. En 2019 la pérdida fue de 147 mil hectáreas, un área superior a la superficie de Hong Kong.

Somos Extremo Mundial.

Con información de Agencia EFE.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here