Contrariamente a lo que se pensaba que era una imposibilidad científica, los expertos han detectado óxido -un producto que requiere oxígeno, agua y condiciones oxidativas- en la superficie de la Luna, un ambiente conocido por ser pobre en oxígeno, sin agua líquida y un ambiente que inhibe la oxidación.

Los científicos especularon que el oxígeno necesario para la reacción que forma el óxido ha sido transportado a los polos de la Luna por los vientos terrestres, y el miércoles se publicó un artículo que detalla el descubrimiento en la revista Science Advances.

El óxido es el material marrón rojizo que queda cuando los átomos de hierro reaccionan con el oxígeno y el agua en lo que se conoce como una reacción oxidante o de pérdida de electrones. La atmósfera muy delgada de la Luna no atrapa mucho oxígeno, y los vientos solares golpean constantemente la superficie de la Luna con hidrógeno cargado, lo que hace que tenga condiciones altamente reductoras o de ganancia de electrones.

Foto: Pixabay.

Entonces, si bien el óxido es común en la Tierra, su descubrimiento en la Luna tomó por sorpresa a los investigadores.

No creo que nadie esperara esto en la superficie de la Luna, dijo Shaui Li, el primer autor del artículo e investigador de la Universidad de Hawai’i en Manoa.

Se identificó hematita. La hematita es uno de los minerales más comunes. El color de la mayoría de las rocas rojas y marrones, como la arenisca , es causada por pequeñas cantidades de hematita. También es responsable del color rojo de muchos minerales.

La hematita es la base del mineral de hierro. Grandes cantidades se extraen en todo el mundo para la producción industrial.

La agrupación de óxido en los polos le recordó a Li su propio descubrimiento de hielo de agua en las regiones polares de la Luna; sin embargo, a diferencia del hallazgo de 2018, la hematita no se acumuló uniformemente alrededor de los polos, sino que se distribuyó de manera más densa y escasa en diferentes direcciones. Un elemento que podría oxidar el hierro y proporcionar la distribución irregular del óxido son los vientos terrestres, que transportan oxígeno a la Luna y lo protegen del viento solar durante algunos días en su ciclo.

Foto: Pixabay.

Este descubrimiento sirve como un recordatorio de cuán íntimamente conectadas están la Tierra y la Luna, a pesar de que están a más de 320 mil kilómetros de distancia, dijo Li. Además, el viento de la Tierra probablemente ha transportado material a la Luna que tiene miles de millones de años; tomar muestras de este material en lugares demarcados por la oxidación podría ayudar a los científicos a comprender las condiciones de la Tierra primitiva.

La investigación podría incluso afectar la exploración espacial y la colonización de la Luna. Las áreas de la superficie de la Luna que tienen hematita también pueden tener niveles más altos de oxígeno y agua, lo que hace que estas regiones sean comparativamente mejores que el resto de la Luna para la agricultura. El óxido incluso podría ayudar a los mineros lunares, dijo Li.

Foto: Pixabay.

En el futuro, si se desea utilizar los recursos de la superficie de la Luna, este tipo de hierro podría ser una clase que los humanos podrían utilizar.

Somos Extremo Mundial.

Con información de Vice.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here