Desde hace unos meses están aumentado avistamientos de las llamadas ciudades flotantes frente a las costas de Barcelona en España debido al llamado efecto Fata Morgana, el cual se forma  por ciertas condiciones meteorológicas aunado al constante tráfico de enormes buques que hay en el Puerto de Barcelona.

El efecto Fata Morgana viene del italiano fata Morgana, es decir, hada Morgana, en referencia a la hermanastra del Rey Arturo.

Foto: Wikipedia.

Es un espejismo o ilusión óptica que se debe a una inversión de temperatura. Objetos que se encuentran en el horizonte como, por ejemplo, islas, acantilados, barcos o témpanos de hielo, adquieren una apariencia alargada y elevada, similar a castillos de cuentos de hadas o incluso OVNIS como ha sucedido en avistamientos del efecto en Nueva Zelanda.

La Fata Morgana más célebre es la que se produce en la costa meridional de Sicilia, en Italia, aunque se están reportando cada vez más avistamientos en la costa de Barcelona. En España, también destaca la zona del estrecho de Gibraltar.

Con el tiempo en calma, la separación regular entre el aire caliente y el aire frío (más denso) cerca de la superficie terrestre puede actuar como una lente refractante, produciendo una imagen invertida, sobre la que la imagen distante parece flotar.

Foto: Wikipedia.

Los efectos Fata Morgana suelen ser visibles por la mañana, después de una noche fría. Es un efecto habitual en valles de alta montaña, donde el efecto se ve acentuado por la curvatura del suelo del valle, que cancela la curvatura de la Tierra.

También se suele ver por la mañana en mares árticos, con el mar muy en calma, y es habitual en superficies heladas de la Antártida.

El efecto Fata Morgana son espejismos superiores, diferentes de los espejismos inferiores, que son más habituales y crean la ilusión de lagos de agua distantes en el desierto o en carreteras con el asfalto muy caliente.

Foto: Wikipedia.

En la antigüedad este efecto causaba revuelo entre los navegantes y marineros provocando la conformación de una serie de leyendas y mitos.

Un ejemplo es la leyenda del Holandés Errante, según el folclore, es un barco fantasma que nunca puede volver a casa y está condenado a navegar por los océanos para siempre. El Holandés Errante generalmente se ve desde lejos, a veces  brillando con una luz fantasmal. Una de las posibles explicaciones del origen de la leyenda del Holandés Errante es precisamente el efecto Fata Morgana.

Un espejismo superior de Fata Morgana de un barco puede tomar muchas formas diferentes. Incluso cuando el barco en el espejismo no parece estar suspendido en el aire, todavía se ve fantasmal e inusual, y lo que es aún más importante, su apariencia cambia constantemente. A veces, un Fata Morgana hace que un barco parezca flotar dentro de las olas, en otras ocasiones un barco invertido parece navegar por encima del barco real.

Foto: Wikipedia.

De hecho, con un Fata Morgana puede ser difícil decir qué segmento individual del espejismo es real y cuál no: cuando un barco real está fuera de la vista porque está debajo de la línea del horizonte, un Fata Morgana puede causar la imagen elevarse, y entonces todo lo que ve el observador es un espejismo. Por otro lado, si la nave real todavía está sobre el horizonte, la imagen de la misma puede ser duplicada muchas veces y elaboradamente distorsionada por el efecto.

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here