Los casos de osos polares que se comen entre sí están aumentando en el Ártico a medida que el deshielo y la actividad humana erosionan su hábitat, según un experto ruso.

Los casos de canibalismo entre los osos polares son un hecho establecido desde hace mucho tiempo, pero nos preocupa que estos casos antes se encontraban raramente, mientras que ahora se registran con bastante frecuencia, dijo Ilya Mordvintsev, un experto en osos polares, citado por la agencia de noticias Interfax.

Foto: clarin.com

Mordvintsev, investigador principal del Instituto Severtsov de Problemas de Ecología y Evolución de Moscú, agregó: Afirmamos que el canibalismo en los osos polares está aumentando.

Mordvintsev sugirió que el comportamiento podría deberse a la falta de comida. En algunas temporadas no hay suficiente comida y los machos grandes atacan a las hembras con sus cachorros.

El aumento de casos también podría deberse en parte a que más personas trabajan en el Ártico y reportan tal comportamiento, dijo. Ahora obtenemos información no solo de los científicos, sino también del creciente número de trabajadores petroleros y empleados del Ministerio de Defensa.

A polar bear wanders into the Russian industrial city of Norilsk on 17 June 2019. Habitat stress is leading bears to try their luck nearer human settlements, or even cannibalise their kind.
Foto: AFP.

Este invierno, el área desde el golfo de Ob hasta el mar de Barents, donde solían cazar los osos polares, es ahora una ruta muy transitada para los barcos que transportan GNL (gas natural licuado), dijo Mordvintsev. El Golfo de Ob siempre fue un coto de caza para el oso polar. Ahora se ha roto el hielo durante todo el año , dijo, vinculando este cambio a la extracción activa de gas en la enorme península de Yamal que bordea el Golfo de Ob, y el lanzamiento de una planta de GNL en el Ártico.

Rusia, que ya es un exportador global clave de petróleo y gas, está ansiosa por desarrollar su potencial de GNL en el Ártico. También ha mejorado significativamente sus instalaciones militares allí.

Foto: clarin.com

Otro científico ruso, Vladimir Sokolov, que ha dirigido numerosas expediciones con el Instituto de Investigación del Ártico y la Antártida, con sede en San Petersburgo, dijo que este año los osos polares se habrían visto afectados principalmente por un clima anormalmente cálido en la isla de Spitsbergen al norte, en el archipiélago noruego de Svalbard, donde no había habido témpanos de hielo y poca nieve.

Investigadores rusos han registrado un número creciente de osos polares que se alejan de sus territorios de caza tradicionales a medida que el hielo se derrite debido al cambio climático.

Foto: clarin.com

Durante el último cuarto de siglo, los niveles de hielo del Ártico al final del verano habrían caído en un 40%, dijo Sokolov. Predijo que los osos polares tarde o temprano ya no cazarían en el hielo marino y se limitarían a las áreas costeras y los archipiélagos de alta latitud.

Los rusos que viven en asentamientos árticos han hecho sonar la alarma sobre decenas de osos que ingresan a áreas donde ahora vive la gente, particularmente para asaltar los vertederos de basura en busca de comida.

Somos Extremo Mundial.

Con información de The Guardian.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here