El buque de investigación alemán Polarstern ha regresado a su puerto de origen después de completar una notable expedición al Océano Ártico.

El barco pasó un año en el norte polar, usualmente con los motores apagados para que pudiera simplemente flotar en el hielo marino.

El objetivo era estudiar el clima ártico y cómo está cambiando.

El rompehielos 'Polarstern' recorrió el Ártico para realizar investigaciones sobre la situación de la región. Foto: ESA
Foto: ESA.

Y el líder de la expedición, el profesor Markus Rex, regresó con una advertencia. El hielo marino está muriendo, dijo.

La región está en riesgo. Pudimos presenciar cómo desaparece el hielo. En áreas donde debería haber habido hielo de muchos metros de espesor, e incluso en el Polo Norte, ese hielo se había ido, dijo el científico del Instituto Alfred Wegener en conferencia de prensa en Bremerhaven el lunes.

El buquePolarstern estuvo estacionado para documentar que los témpanos de este verano se redujeron a su segunda extensión más baja en la era moderna.

El 'Polarstern' regresó este lunes a Alemania. Foto: AFP
Foto: AFP.

El hielo flotante se achicó a poco menos de 3.74 millones de kilómetros cuadrados. La única vez que se superó este mínimo en la era moderna fue en 2012, cuando el hielo se redujo a 3.41 millones de kilómetros cuadrados.

La tendencia a la baja es de alrededor del 13% por década, promediada durante el mes de septiembre.

Esto refleja el calentamiento del Ártico, dijo el profesor Rex. El hielo está desapareciendo y si en unas pocas décadas tenemos un Ártico sin hielo, esto tendrá un impacto importante en el clima de todo el mundo.

Mapa del Ártico en setiembre de 2020. Foto: NASA
Foto: NASA.

El crucero de 150 millones de dólares partió de Tromsø, Noruega, el 20 de septiembre del año pasado. El proyecto recibió el nombre de Observatorio multidisciplinario a la deriva para el estudio del clima ártico (MOSAiC).

La idea era recrear el histórico viaje del investigador polar noruego Fridtjof Nansen, quien realizó la primera deriva de hielo a través del Océano Ártico hace más de 125 años.

El buque Polarstern se incrustó en el hielo en el lado siberiano de la cuenca ártica con la intención de flotar a través de la cima del mundo y emerger de los témpanos al este de Groenlandia.

Polarstern
Foto: BBC.

En el curso de esta deriva, cientos de investigadores subieron a bordo para estudiar el medio ambiente de la región.

Desplegaron una batería de instrumentos para tratar de comprender con precisión cómo el océano y la atmósfera están respondiendo al calentamiento impuesto al Ártico por el aumento global de gases de efecto invernadero.

El coronavirus solo interrumpió brevemente la expedición, no por enfermar a los participantes, sino por obligar al barco en un momento a dejar los témpanos para ir a buscar su próxima rotación de científicos. Se suponía que otros barcos y aviones dejarían a los participantes directamente en el buque Polarstern, pero las restricciones de movimiento internacional hicieron que esto fuera difícil a principios y mediados de este año.

Polar bears
Foto: BBC.

A pesar de la pausa, el profesor Rex declaró que el proyecto MOSAiC fue un gran éxito.

La cantidad de datos y muestras ahora en posesión de los investigadores hará que el modelo que utilizan para proyectar el cambio climático sea mucho más robusto, explicó.

Es como si a los científicos de MOSAiC se les hubiera mostrado el funcionamiento interno de un intrincado reloj, dijo.

Observamos todos los diferentes elementos, hasta los diferentes tornillos de este sistema ártico. Y ahora entendemos todo el mecanismo de relojería mejor que nunca. Y tal vez podamos reconstruir este sistema ártico en un modelo de computadora, dijo a los periodistas.

Somos Extremo Mundial.

Con información de BBC.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 4.4 / 5. Recuento de votos: 116

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here