Hiroshi Kajiyama, Ministro de Industria japonés, anunció que desde 2011 la planta nuclear de Fukushima presenta problemas de almacenaje del agua contaminada, como resultado de los estragos causados por el tsunami de ése año.

Foto: Reuters

El Gobierno japonés debe tomar una decisión definitiva  e inmediata, y existen probabilidades que el agua se vierta al Océano Pacífico a inicios del año 2022.

Una decisión que tomar.

En conferencia de prensa, Hiroshi Kajiyama afirmó que debemos tomar una decisión rápido para evitar retrasos en el proceso de desmantelamiento.

La idea es que antes de estos dos años, el agua pase por un proceso de filtrado para eliminar la mayor parte de sus contaminantes.

Foto: Reuters

Otra opción que se considera, es un proceso de evaporación y almacenamiento de residuos a largo plazo.

La Agencia Internacional de la Energía Atómica envió un equipo para evaluar la situación. El dictamen indica que tanto la liberación por vapor como a través del mar son técnicamente factibles.

Pero antes de integrarse el agua al mar deben realizarse varios procesos de filtrado y eliminar las sustancias radiactivas.

Principalmente el tritio, el cual constituye un peligro para la salud humana si se consume en altas dosis.

Foto: Especial/Web

Los que no están de acuerdo.

Aun así, existe la posibilidad de verter el agua contaminada al océano. Grupos de pescadores y agricultores de la región ya se han manifestado en desacuerdo.

Muchos de los productos provenientes del Pacífico ya han tenido restricciones de consumo por detectarse contaminantes de la planta nuclear.

Foto: Especial/web

Corea del sur ya prohíbe la importación y el consumo de productos provenientes de Fukushima, y declaró preocupación por la medida de verter el agua contaminada en el océano.

Millones de toneladas de agua contaminada, irán al mar.

La planta ha declarado que se tienen almacenados casi 1.2 millones de toneladas de agua contaminada.

Agua proveniente de lluvia, como la que arrastró el tsunami, así como la que se inyecta para enfriar los núcleos, es el líquido que se almacena en la planta nuclear.

Foto: OIEA

Con el proceso de desmantelamiento de Fukushima esto se vuelve un problema, ya que tendrán que vaciar los tanques que están dentro de las instalaciones de la planta.

No cabe duda que de verter el agua al océano se producirá el descontento de los países vecinos y de aquellos que comparten aguas internacionales del Océano Pacífico. Las autoridades ya anunciaron que este mes tendrán una resolución.

Con información de Forbes.

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 4.4 / 5. Recuento de votos: 5

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here