Algunos de los grandes depredadores de América del Norte (lobos, pumas, gatos monteses y similares) ahora obtienen casi la mitad de su comida de la gente. Es un gran cambio que podría ponerlos en conflicto entre sí, o llevar a más encuentros entre humanos y carnívoros en senderos para correr o patios traseros suburbanos.

Un nuevo estudio de investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison y la Universidad de Nuevo México utilizó muestras de cabello, piel y huesos para identificar las dietas de siete especies de carnívoros en el Medio Oeste Superior en Estados Unidos desde las afueras de Albany, Nueva York, hasta zonas remotas. Los científicos utilizaron trazadores químicos para mostrar que los animales dependían de fuentes de alimentos humanos, ya sea directamente, como asaltando campos o cubos de basura, o indirectamente al atacar animales más pequeños que lo hacen, como ratones, conejos o incluso mascotas.

Oso, Papelera, Grizzly
Foto: Pixabay.

Estas especies están comiendo comida humana, dice Philip Manlick, becario postdoctoral en la Universidad de Nuevo México y autor principal del estudio, que fue publicado el lunes en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS, Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias). En algunos casos, hasta la mitad de sus dietas provienen de humanos. Puede ser basura, residuos de maíz, gatos domésticos y mascotas , dice Manlick. Esta es una mala noticia para los carnívoros, porque la gente no quiere que los depredadores se coman a sus mascotas y, en general, a la gente no le gustan los carnívoros en su patio trasero.

La lista completa de estos carnívoros estudiados en el informe incluye zorros, coyotes, martas y martas pescadoras. Y no solo están entrando en contacto con personas con más frecuencia, sino que también están peleando entre sí por comida, dice Manlick. A medida que sus dietas comienzan a superponerse, es más probable que se maten entre sí. El consumo de recursos alimentarios presenta muchos desafíos para los carnívoros en el futuro.

Fisher, Animales, La Vida Silvestre, Mamíferos
Foto: Pixabay.

Los investigadores encontraron que los zorros eran los más propensos a comer de fuentes de alimentos humanos, al obtener aproximadamente la mitad de su alimento aniquilando animales domesticados o buscando comida en áreas que han sido perturbadas por la agricultura. En cambio lobos y linces eran los menos propensos, pues menos del 5 por ciento de su dieta proviene de estas fuentes.

¿Y cómo han sabido todo esto? El equipo utilizó isótopos químicos de carbono tomados de las muestras de piel y huesos de los animales para distinguir entre alimentos cultivados por humanos y alimentos naturales. Los alimentos humanos se parecen al maíz, porque le ponemos maíz a todo, dice Manlick. El jarabe de maíz se puede encontrar en muchos alimentos procesados, mientras que con los granos de maíz se alimentan a las reses, pollos y cerdos que comen los humanos. El maíz se ve muy diferente a los alimentos naturales cuando se analiza en el laboratorio.

Foto: somethingawful.com

El estudio de su equipo sobre las dietas de carnívoros de América del Norte sigue a otros dos grandes estudios recientes sobre los efectos de los humanos en los animales. Un estudio de 2018 publicado en la revista Science rastreó 57 especies de mamíferos en todo el mundo y descubrió que se mueven menos, cubriendo un rango más pequeño cuando se alimentan o cazan en áreas con más desarrollo humano.

Los autores dijeron que eso podría deberse a que sus hábitats se están volviendo más fragmentados o porque hay alimentos más fáciles obtener cerca de las personas. Una explicación alternativa es que al menos algunos de los animales limitan sus movimientos porque no necesitan moverse tanto cuándo pueden aprovechar las fuentes de alimento humano, explicó William Fagan, autor del artículo de Science y profesor de biología en la Universidad de Maryland.

Foto: telegraph.co.uk

Los mamíferos también se están volviendo más nocturnos por las personas. Desde ciervos y coyotes hasta tigres y jabalíes, los animales grandes se sienten más seguros  en la oscuridad, según un estudio de 2018 también publicado en Science. Los autores del estudio de UC Berkeley y Boise State University creen que este cambio de la actividad diurna a la nocturna está causando estrés en algunos animales que no pueden adaptarse, mientras que otros están cambiando. Un aumento en la actividad nocturna también puede tarde o temprano alterar la evolución mediante la selección de adaptaciones morfológicas, fisiológicas y de comportamiento por la actividad nocturna, concluyeron.

Puma, Gato Montés, Depredador, Animales, Carnívoros
Foto: Pixabay.

La huella en expansión de los asentamientos humanos está cambiando dónde, cuándo y qué comen los animales, dice Jonathan Pauli, profesor asociado de ecología forestal y de vida silvestre en la Universidad de Wisconsin-Madison y coautor del nuevo estudio del PNAS. Algunos animales parecen beneficiarse, dice Pauli. Para otros hay consecuencias, como ser golpeados por un carro o ser expulsados por considerarlos una amenaza o riesgo.

Pauli dice que está viendo esta tendencia de animales que dependen de alimentos proporcionados por humanos en informes recientes de osos negros asaltando campos de maíz en Wisconsin y grandes felinos agarrando mascotas domésticas en Colorado. Lo que estamos empezando a darnos cuenta es que en estos paisajes dominados por humanos que ofrecen alimentos abundantes y ricos en calorías, habrá ganadores y perdedores, dice Pauli.

Foto: Wikipedia.

Además de cerrar con seguro los botes de basura y mantener al gato adentro por la noche, no hay mucho que las personas puedan hacer para frenar esta tendencia, dicen los investigadores. Los animales salvajes están evolucionando para adaptarse a ciudades, suburbios y granjas, una tendencia que continuará mientras nuestra población siga creciendo y sigamos avanzando hacia espacios silvestres. La comida humana está reestructurando muchas de las vidas de estos animales, sentencia Manlick.

Somos Extremo Mundial.

Con información de Wired.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here