Imagen: earth.org

El extraño fenómeno puede afectar los polos y también está provocando problemas técnicos en los satélites que orbitan la Tierra.

Una misteriosa anomalía debilita el campo magnético protector de la Tierra. Está creciendo y posiblemente dividiéndose.

Una porción del campo magnético de la Tierra, conocida como la Anomalía del Atlántico Sur, se está debilitando y puede estar encaminada a una división, muestra nuevos datos. El extraño fenómeno también está provocando problemas técnicos en los satélites que orbitan la Tierra.

Te puede interesar: NASA investiga una «anomalía» en el campo magnético de la Tierra.

Misteriosa anomalía debilita el campo magnético de la Tierra.
Foto: Shutterstock.

La importancia del campo magnético.

El campo magnético de nuestro planeta es una parte importante de las defensas que nos protegen de la radiación cósmica y las partículas cargadas que fluyen del Sol. También es la razón por la que funcionan las brújulas y el GPS.

Misteriosa anomalía debilita el campo magnético de la Tierra.
Foto: eurekalert.org

Nuestro campo magnético es generado por el océano de hierro líquido en el núcleo exterior del planeta, a unos 2,896 km debajo de nuestros pies.

Este hierro actúa como un conductor que gira un dínamo de bicicleta, explica la Agencia Espacial Europea (ESA), que llevó a cabo la investigación.

El flujo del hierro genera corrientes eléctricas que luego generan el campo electromagnético en constante cambio del planeta. El núcleo de hierro líquido se comporta como un imán gigante, provocando la existencia de los polos norte y sur.

Imagen: australiascience.tv

Los científicos pudieron establecer que todo el campo magnético del planeta ha disminuido en un 9 por ciento en su fuerza durante los últimos 200 años.

El segmento de la Anomalía del Atlántico Sur, que se extiende desde África hasta América del Sur, es motivo de especial preocupación. Los satélites de la misión Swarm Constellation de la ESA, que investigaron la anomalía, detectaron un fuerte debilitamiento al suroeste de África, lo que apunta a la posibilidad de que el área se parta en dos puntos diferentes.

Si bien los cambios observados no necesariamente significan que el Sol está a punto de freír nuestro planeta o alguna calamidad similar, sí indica que algo está sucediendo dentro del núcleo de la Tierra. Esto es lo que la agencia espera descubrir a través de más investigaciones.

Esta misteriosa anomalía que debilita el campo magnético podría hacer que los polos cambien de lugar.

Misteriosa anomalía debilita el campo magnético de la Tierra.
Imagen: esa.int

Además existe la posibilidad de los polos norte y sur estén a punto de cambiar de posición. La Anomalía del Atlántico Sur sería el origen de la transformación, la cual ocurre cada 250,000 años aproximadamente.

Te puede interesar: Cuando el núcleo de la Tierra se enfríe habrá consecuencias catastróficas.

Jürgen Matzka, investigador de geomagnetismo en el Centro Alemán de Investigación de Geociencias GFZ, explicó que el nuevo punto débil ha aparecido en la última década y en los últimos años se está desarrollando vigorosamente.

Agregó que somos afortunados de que los satélites Swarm estudien el tema, mientras que

el desafío ahora es comprender los procesos en el núcleo de la Tierra que impulsan estos cambios.

La debilidad del campo magnético ha provocado ocasionalmente que la Estación Espacial Internacional y los satélites de órbita terrestre baja experimenten problemas de comunicación.

Qué pasaría si se invierten los polos.

No existen evidencias de que las inversiones de polaridad ocurridas con anterioridad hayan provocado grandes catástrofes naturales ni hayan amenazado la supervivencia humana.

Sin embargo, la humanidad actual depende profundamente de la tecnología. Eso puede ser un problema al principio. En una inversión magnética, durante un corto espacio de tiempo, el campo sería inexistente.

No podría protegernos contra las radiaciones cósmicas o las tormentas solares, lo que podría arruinar nuestras redes eléctricas y satélites.

Imagen: eurekalert.org

Claro que, cuando ocurra, quizás ya dispongamos de los medios técnicos necesarios para afrontar sus efectos.

Te puede interesar: ¡Feliz cumpleaños! 3 años de navegar a la deriva: iceberg A-68.

En definitiva, no tiene por qué ser un apocalipsis. Los polos se han invertido ya en una veintena de ocasiones en la historia geológica y el mundo sigue girando.

Con información de Big Think.

Somos Extremo Mundial.

 

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 4.5 / 5. Recuento de votos: 13

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here