Un equipo de investigadores llegó a la conclusión que estas hormigas tienen una armadura corporal biomineral de fabricación propia.

Las hormigas se caracterizan por ser pequeñas criaturas bastante organizadas, pero además por desarrollar una armadura biomineral para protegerse.

armadura biomineral
Foto: AFP

Son insectos altamente sociales: saben cómo buscar comida, construir nidos complicados, robar los bocadillos de la despensa y, en general, cuidar de las reinas y la colonia, todo trabajando en equipo.

Las hormigas cortadoras de hojas aumentan esa cooperación varios niveles.

Las colonias de hormigas cortadoras de hojas como la Acromyrmex echinatior pueden contener millones de hormigas.

Están divididas en cuatro castas que tienen diferentes roles para mantener un jardín de hongos que comen las hormigas.

Armadura biomineral
Foto: Especial/Web

Las hormigas granjeras pueden formar un equipo de jardineros de primer nivel, pero eso no significa que no se metan en la chatarra ocasional.

También pueden vivir en grupos tan grandes generalmente, que significa enfrentar un mayor riesgo de patógenos, como con los humanos.

Por estas razones, un poco de protección nunca está de más.

El estudio científico.

Y aunque los científicos no están completamente seguros de por qué, parece que estos pequeños necesitan protección suficiente para desarrollar su propia armadura corporal natural.

armadura biomineral
Foto: AFP/UNIVERSITY OF WISCONSIN-MADISON-CAITLIN M.CARLSON.

El equipo examinó profundamente la capa de la armadura biomineral que cubre el exoesqueleto de la hormiga.

Utilizando microscopía electrónica, difracción por retro dispersión de electrones y una serie de otras técnicas.

Descubrieron que el recubrimiento está formado por una fina capa de cristales romboédricos de calcita de magnesio de unos 3-5 micrómetros de tamaño.

«Fue en nuestro esfuerzo por identificar lo que la hormiga podría producir para la bacteria que [el primer autor Li] Hongjie descubrió los cristales biominerales en la superficie de la hormiga».

 

Es posible que esté más familiarizado con los esqueletos biominerales de los crustáceos, como los caparazones duros de las langostas.

hormigas con armadura
Foto: Especial/Web

Sin embargo, los insectos evolucionaron a partir de los crustáceos, por lo que tiene sentido que algunos hayan conservado un rasgo similar a una armadura.

Te puede interesar: Erupción de mancha solar interrumpe telecomunicaciones en la Tierra.

La armadura biomineral.

El equipo también «crió» a las hormigas para ver cuándo se produjo este recubrimiento y cómo las protege.

Descubriendo que el recubrimiento no está presente en las hormigas bebé, pero se desarrolla rápidamente a medida que las hormigas maduran.

Y que este recubrimiento terminado endurece significativamente el exoesqueleto.

Para confirmar esto, los investigadores pusieron a las hormigas en batallas experimentales.

hormigas con armadura
Foto: AFP

Y descubrieron que las que tenían la armadura biomineral estaban más protegidas en la batalla y también de los patógenos.

«Para probar aún más el papel del biomineral como armadura protectora, expusimos a los principales trabajadores de Acromyrmex echinatior con y sin armadura biomineral a soldados Atta cephalotes en experimentos de agresión de hormigas diseñados para imitar ‘guerras de hormigas’ territoriales que son una ocurrencia relativamente común en la naturaleza», el equipo escribe.

En combate directo, las hormigas con cutículas biomineralizadas perdieron significativamente menos partes del cuerpo.

Además tuvieron tasas de supervivencia significativamente más altas en comparación con las hormigas sin armadura biomineral.

Te puede interesar: En India, con caminos elevados, los tigres han dejado de estar bajo amenaza de los automóviles.

También descubrieron que sin la armadura, las hormigas tenían muchas más probabilidades de infectarse con un hongo que ataca a un insecto llamado Metarhizium anisopliae.

Los científicos aún no comprenden cómo la hormiga cortadora de hojas desarrolló este recubrimiento.

homigas
Foto: AFP

El equipo cree que probablemente no sea el único insecto que desarrolló tal protección.

Si bien puede haber una serie de especies de hormigas que tengan un revestimiento similar.

Con más investigación, la tecnología de la «armadura biomineral» podría incluso dar el salto a los humanos, o al menos a nuestras cosas.

Con información de Nature Communications.

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here