Este hecho ha provocado especulaciones sobre si formaron la «estrella de Belén» que describe el Nuevo Testamento.

El cielo vespertino del hemisferio norte agasajó a los observadores de estrellas con una vista única en la vida el lunes. Los dos planetas más grandes del sistema solar se encontraron en una alineación celestial que los astrónomos llaman la Gran Conjunción.

El raro espectáculo se dió por la proximidad de las órbitas de Júpiter y Saturno que coincidió con el solsticio de invierno del lunes, el día más corto del año.

script async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">
La Gran Conjunción: un espectáculo que la humanidad logró presenciar.
Foto: France24.

 

Para aquellos que pudieron observar la Gran Conjunción en cielos despejados, los dos planetas gaseosos parecían más cercanos y vibrantes, casi como un solo punto de luz. Más que en cualquier otro momento en 800 años.

Júpiter, el más grande y brillante, se ha estado acercando gradualmente a Saturno  durante semanas a medida que los dos planetas giran alrededor del sol, cada uno en su propio carril.

La Gran Conjunción: un espectáculo que la humanidad logró presenciar.
Foto: Al Jazeera.

En el punto de convergencia, Júpiter y Saturno parecían estar separados solo una décima de grado. El equivalente al grosor de una moneda de diez centavos sostenida con el brazo extendido. En realidad, por supuesto, los planetas permanecieron a cientos de millones de kilómetros de distancia, según la NASA.

La conjunción de los dos planetas ocurre aproximadamente una vez cada 20 años. Pero la última vez que Júpiter y Saturno estuvieron tan cerca en el cielo como este lunes fue en 1623, una alineación que ocurrió durante el día y, por lo tanto, no fue visible desde la mayoría de los lugares de la Tierra.

La última Gran Conjunción visible ocurrió mucho antes de que se inventaran los telescopios, en 1226. Fecha en que la catedral de Notre Dame en París aún estaba a mitad de su construcción.

La Gran Conjunción fue un espectáculo
Foto: NASA.

¿La Gran Conjunción fue la estrella de Belén?

El gran brillo de los dos planetas, cuando casi se fusionan en el cielo, ha provocado especulaciones sobre si formaron la estrella de Belén que el Nuevo Testamento describe como los que guiaron a los tres reyes magos hasta el niño Jesús.

Pero el astrónomo Billy Teets, director interino del Observatorio Dyer de la Universidad de Vanderbilt en Brentwood, Tennessee, dijo que una Gran Conjunción es solo una de varias explicaciones posibles para el fenómeno bíblico.

La próxima Gran Conjunción entre los dos planetas, aunque no tan cerca, llega en noviembre de 2040.

Una alineación similar a la del lunes será hasta marzo de 2080, con la siguiente conjunción cercana 337 años después, en agosto de 2417.

Con información de NBC News.

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 4.8 / 5. Recuento de votos: 8

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here