El vórtice polar se está dividiendo en dos, lo que puede llevar a semanas de un salvaje clima invernal en el norte del planeta.

Un repentino evento de calentamiento estratosférico ha empujado el vórtice polar fuera del Polo Norte, haciendo que el aire del Ártico se mueva y se desplace con más fuerza.

Se está produciendo un aumento espectacular de las temperaturas a grandes altitudes por encima del Polo Norte, donde el aire es tenue y típicamente gélido.

Es conocido como un evento de calentamiento estratosférico repentino.

Los expertos indican repercusiones potencialmente significativas para el clima invernal en todo el hemisferio norte durante semanas o posiblemente meses.

El evento climatológico es inusual y puede tener profundas influencias en el clima en los EE. UU. y Europa.

Tormentas de nieve.

El aumento potencial de tormentas de nieve paralizantes y ráfagas de aire ártico, con las probabilidades de los brotes fríos serán más severos más altas en el norte de Europa.

En Estados Unidos es un poco más un comodín de invierno por ahora, con tormentas de invierno individuales difíciles de predecir más allá de unos pocos días de anticipación.

Si bien ocurre a una altura de 30 mil kilómetros en el cielo, el vórtice polar está desconectado del clima en el suelo.

Por ello, los eventos de calentamiento estratosférico pueden afectar el vórtice polar.

Estos eventos son una circulación de aire alrededor de baja presión que actúa como depósito de parte del aire más frío del planeta.

El patrón meteorológico está mejorando para la nieve. Pero se espera un vórtice polar fuerte, estable y permanente.

El aire frío permanecerá reprimido sobre el Ártico, y las posibilidades de nieve pueden ser pocas y espaciadas en regiones como el Atlántico Medio y el Noreste.

Pero el vórtice polar se debilita y se bambolea fuera del polo, partes de él pueden separarse y girar hacia el sur, afectando a Estados Unidos, Europa y Asia.

Y es exactamente lo que ha comenzado a suceder, debido en gran parte a este pico de temperatura estratosférica.

vórtice polar
Imagen: Especial/Web

El vórtice polar afecta nuestro clima.

Los eventos de calentamiento estratosférico son un desencadenante conocido para desequilibrar el vórtice polar, obligándolo a girar más lenta y erráticamente.

Son provocados por un flujo ascendente de energía en forma de «ondas atmosféricas a gran escala» de la atmósfera inferior.

Ahora, la estratosfera transfiere energía a través de ondas atmosféricas que se mueven hacia abajo a la atmósfera inferior.

Donde puede ayudar a determinar qué áreas quedan enterradas en ventiscas mientras que otras ven condiciones inusualmente suaves.

vórtice polar
Imagen: NOAA

Normalmente, los vientos en la estratosfera circulan de oeste a este alrededor del Polo Norte, alrededor de un área de baja presión.

Pero el rápido calentamiento, del orden de 30 grados centígrados en las últimas dos semanas, que tiene lugar en el Ártico helado y oscurecido está provocando que esa zona de baja presión se rompa y que los vientos disminuyan.

Los vientos incluso están a punto de revertirse, lo que puede aumentar las posibilidades de que el clima estratosférico afecte las condiciones en la atmósfera inferior.

Vórtice polar
Imagen: Especial/Web

El vórtice polar es sinónimo de frío extremo y nieve.

Con información de NOAA.

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 4.7 / 5. Recuento de votos: 6

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here