Los sucesos del último año, denotan que nuestro planeta está enfermo. Una pandemia, cambio climático, flora y fauna con enfermedades, incendios incontenibles. Son síntomas de algo grave.

Te has preguntado, ¿Qué estamos haciendo mal? Sí, algo está mal, porque el planeta está dando síntomas de estar enfermo. Sí, el planeta está enfermo y nosotros le hemos llevado a este delirio.

el planeta está enfermo
Imagen: XIURXO

Y este no es un suceso que comenzó hace poco. Es algo que llevamos haciendo desde hace mucho tiempo.

Las malas prácticas: el consumismo eleva la capacidad de producción de las industrias, y con ello la emisión de contaminantes ambientales.

Está pasando que hemos abusado mucho del consumo ciertas cosas. Lo que ha generado un alto nivel de contaminación.

Las prácticas en materia agroalimentaria: exceso de químicos para el cultivo de semillas y plantas. Y para mayor aprovechamiento en el sacrificio de animales.

El planeta está enfermo
Imagen: Especial/Web

Esto es un daño irremediable que le hemos hecho al planeta y sucede que el planeta nos está alertando.

Cosas peores podrían venir si desde ahora no comenzamos a reducir la contaminación el final será muy trágico.

El planeta está dando síntomas de estar en una etapa terminal. ¡Es irreversible! Porque es irreversible el pensamiento humano.

Y nosotros, lo humanos, nos negamos a escuchar que el planeta está enfermo.

incendio
Imagen: ZUMA Wire

Flora y Fauna enferma.

La devastación de los ecosistemas aumenta el riesgo de epidemias y pandemias.

Los humanos también estamos facilitando, directa e indirectamente, la propagación de enfermedades dentro de la fauna silvestre

Los animales salvajes, aunque no tienen contacto directo con el ser humano, se enfrentan a un adverso cóctel: la destrucción de su hábitat, el cambio climático y la contaminación.

Esto les pone en un lugar sensible y posibilita a que también padezcan infecciones que se erigen hoy como una creciente e inusitada amenaza.

Existe un mayor número de enfermedades reportadas en fauna silvestre, ya sea que están emergiendo o que generan brotes esporádicos.

Esto, al parecer está ocurriendo de forma más continua. Y es que el planeta está enfermo.

El laneta está enfermo
Imagen: Especial/Web

Ahora las enfermedades infecciosas emergentes en criaturas salvajes pueden desencadenarse por el contagio desde animales domésticos presentes en las proximidades.

O bien, por la intervención humana que transporta a huéspedes y patógenos, y por otras fuentes sin participación directa de humanos o especies domésticas.

La pérdida de hábitat, provoca el desplazamiento de las poblaciones naturales, aumentando el contacto entre animales silvestres, domésticos y humanos.

El planeta está enfermo
Imagen: FABRO

De esta manera se traspasan patógenos entre estos grupos. Pero también con el consumo desmedido de fauna silvestre, y no controlado por las normas sanitarias.

Urgencia para salvar al planeta.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), publicó recientemente un informe global sobre la urgencia de abordar la salud de la vida silvestre en el planeta.

Se advierte que la fauna silvestre está afectada de manera creciente por el avance de las actividades humanas, y uno de los riesgos más importantes es la falta de programas específicos y dedicados al monitoreo de la salud de la fauna, que se asocia con una falta de respuesta cuando los eventos se detectan.

Cuidar el medioambiente no requiere grandes acciones, sino que desde tu propia casa puedes hacer muchos pequeños gestos para contribuir a su protección.

En nuestra casa, trabajo, comunidad o escuela podemos iniciar actividades concretas para mejorar el entorno.

cómo ayudar
Imagen: Especial/Web

Para lograrlo necesitamos observar nuestro alrededor e identificar alternativas menos dañinas al ambiente, cambiar conductas y tomar decisiones basadas en el mejoramiento de la calidad de vida.

Actividades para salvar a un planeta enfermo.

Separa la basura. Desde pequeños es bueno que los niños aprendan a separar los residuos para que se puedan reciclar. Enséñales qué se tira en cada cubo y por qué se debe hacer así.

Usa productos que puedan reutilizarse. Hay muchos productos que se pueden usar varias veces para proteger la naturaleza. Por ejemplo, utiliza servilletas de tela en lugar de servilletas de papel.

Apaga las luces. Parece obvio, pero no nos damos cuenta de la cantidad de veces que encendemos la luz de una habitación que no ocupamos.

cómo ayudar
Imagen: Especial/Web

Acostumbra a tus hijos a apagar la luz y cuando te marches de casa comprueba que todo está apagado.

Consume frutas y verduras ecológicas. Los productos ecológicos cuidan el medio ambiente porque en su producción no se utilizan fertilizantes ni otros productos contaminantes.

Evita dejar los aparatos enchufados. Recuerda que los aparatos que están apagados pero siguen enchufados consumen energía, por lo que es importante desenchufarlos.

Cierra los grifos correctamente. Cuando no utilices el agua, cierra el grifo y controla que no existan fugas.

Utiliza el termostato. Tanto para la calefacción como para el aire acondicionado es necesario utilizar un termostato.

cómo ayudar
Imagen: Exelente

El consumo de energía de la calefacción baja cuando reduces en un solo grado la temperatura, y lo mismo ocurre si aumentas la temperatura un grado en el aire acondicionado.

Cambiar prácticas, contribuye a la salud del planeta.

Muévete en transporte público. La contaminación en las grandes ciudades proviene en gran medida de los coches.

Utiliza el transporte público para desplazarte y ayudarás a cuidar la naturaleza.

Lleva tus propias bolsas al supermercado Cada vez son más los supermercados que venden las bolsas de plástico para evitar su uso y fomentar el reciclado.

Llévate tus propias bolsas al supermercado y podrás utilizarlas varias veces.

ayudemos al planeta
Imagen: Especial/Web

Aprovecha la luz natural. Para reducir el consumo de luz eléctrica, abre las ventanas y sube las persianas para que entre la luz del sol en tu casa.

Cambia las bombillas de tu casa. Las bombillas de bajo consumo se calientan menos, consumen menos energía, alumbran igual y duran más.

Recicla todo lo que puedas. Antes de tirar ropa, libros o juguetes, piensa si puedes darles una segunda oportunidad para evitar gastar y comprar todo nuevo.

Con ello, ahorrarás dinero y protegerás la naturaleza. Entiende, el planeta esté enfermo y debemos reducir el consumismo.

Planta árboles. Los árboles producen oxígeno y son esenciales para la naturaleza, así que planta un árbol en tu casa o en la comunidad donde vives.

Infórmate. Conoce la problemática ambiental que hay en tu comunidad, en tu país y en tu planeta. Estar informado te permite saber qué hacer para proteger el medio ambiente.

Actúa. Cada una de tus acciones impacta negativa o positivamente nuestros ecosistemas. No creas que tirar una basura no importa porque sólo es una.

actúa
Imagen: Especial/Web

El papel de la acción ciudadana es hacer valer nuestros derechos y actuar como testigos de la sociedad ante aquellos actos y hechos que lesionan tales derechos.

Deja de dar escusas y haz las cosas. El planeta está enfermo.

Con información de UICN/Muy Interesante/El País/GreenPeace.

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here