Las bolsas de plástico y demás basura en sus estómagos forman masas llamadas polibezoares.

Marcus Eriksen estaba estudiando la contaminación plástica en el Golfo Pérsico cuando conoció al experto en camellos Ulrich Wernery. – ¿Quieres ver plástico? Le preguntó Wernery. – Ven conmigo. Así que se adentraron en el desierto. En poco tiempo, vieron un esqueleto de camello.

Mientras los dos excavaban en arena y huesos, Eriksen recuerda: Desenterramos esta masa de plástico.

script async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">
Camellos fallecen al confundir plástico con comida. Las bolsas de plástico y demás basura en sus estómagos forman masas llamadas polibezoares.
Foto: ULRICH WERNERY.

Eriksen sabe lo penetrante que puede ser el plástico. Trabaja para el 5 Gyres Institute en Santa Mónica, California. Es un grupo de investigación y educación que se enfoca en la contaminación plástica. Pero no estaba preparado para lo que vio aquí, en el desierto.

Estaba consternado, dice. Dentro de la caja torácica del cadáver de un camello había una masa tan grande como una maleta de tamaño mediano, todas bolsas de plástico.

Camellos fallecen al confundir plástico con comida. Las bolsas de plástico y demás basura en sus estómagos forman masas llamadas polibezoares.
Foto: Plastic Soup Foundation.

Plásticos pequeños, problemas grandes.

Cuando se trata de desechos plásticos, señala: Escuchamos sobre mamíferos marinos afectados. Pero esto no es solo un problema oceánico. También es un problema terrestre. Está en todas partes.

Wernery es microbiólogo veterinario. Trabaja en un laboratorio de investigación en Dubai, parte de los Emiratos Árabes Unidos. Unos 390,000 camellos dromedarios (Camelus dromedarius) viven en los Emiratos. Desde 2008, el equipo de Wernery ha examinado 30 mil camellos fallecidos. De estos, 300 tenían tripas llenas de plástico.

Camellos fallecen al confundir plástico con comida. Las bolsas de plástico y demás basura en sus estómagos forman masas llamadas polibezoares.
Foto: M. ERIKSEN ET AL.

Mientras los dromedarios deambulan por el desierto, mastican bolsas de plástico y otra basura que se acumula en los árboles y se amontona a lo largo de las carreteras. Eriksen explica que para un camello algo si no es arena, es comida.

De este modo, se pueden acumular masas compactas de cosas no digeribles en el intestino de personas o animales. Los científicos los llaman bezoares . Normalmente, estos están hechos de fibras vegetales o pelo (como una bola de pelo de gato). Wernery y Eriksen llaman a los que han encontrado en los camellos polibezoares. Es decir, bezoares de polímeros plásticos.

Y un bezoar puede ser peligroso. A medida que llena el estómago, un animal puede dejar de comer. Si ya no sienten hambre, podrían morir de inanición. El plástico también puede filtrar sustancias químicas tóxicas. Los polibezoares pueden incluso portar bacterias que pueden envenenar a los camellos dromedarios, señala Wernery.

Camellos fallecen al confundir plástico con comida. Las bolsas de plástico y demás basura en sus estómagos forman masas llamadas polibezoares.
Foto: thenationalnews.com

En un nuevo estudio, Eriksen y Wernery informan que cada año estos polibezoares están aniquilando alrededor de 1 de cada 100 de los dromedarios de los Emiratos. De cinco bezoares de camello analizados para este estudio, el contenido de plástico osciló entre 3 y 64 kilos.

Si estudios posteriores y más detallados verifican la mortalidad del 1 por ciento debido al plástico, entonces la contaminación plástica sin duda representará un motivo de preocupación para [los camellos], dice Luca Nizzetto. Es un científico ambiental en el Instituto Noruego de Investigación del Agua en Oslo. Dichos estudios son importantes, dice, porque aumentan la conciencia social sobre esta contaminación.

Promotional Water Bottles: They Work! | Bulletin Bottle [.com]

Prohibir las bolsas de plástico y los plásticos de un solo uso es crucial para proteger a los camellos y otros animales salvajes, dice Eriksen. Las bolsas de plástico son artistas del escape. Salen de los botes de basura, de los vertederos, de los camiones y de las manos de la gente . Además, añade, viajan cientos de kilómetros.

Con información de Science News For Students.

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here