Es extremadamente raro pero no imposible que bebés adquieran cáncer durante su nacimiento.

Niños adquirieron cáncer de pulmón de la madre durante el parto.

Dos niños en Japón pueden haber desarrollado cáncer de pulmón después de inhalar células cancerosas de sus madres al nacer, según un informe médico.

script async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Aproximadamente 1 de cada 1,000 bebés nacen de madres que tienen cáncer, pero solo uno de cada 500,000 de estos recién nacidos desarrolla cáncer debido a su madre. Aunque estos casos son extremadamente raros, los investigadores sabían que la transferencia puede ocurrir si las células cancerosas, que viajan en la sangre de la madre, ingresan a la placenta.

Niños adquirieron cáncer de pulmón de la madre durante el parto.
Foto: Pixabay.

Ahora, investigadores en Japón han identificado una vía de transmisión previamente desconocida. Dos niños que nacieron de madres con cáncer de cuello uterino pudieron haber desarrollado cáncer de pulmón. Esto después de aspirar células tumorales que estaban presentes en el líquido amniótico, secreciones o sangre del cuello uterino.

Esto los autores lo escribieron en un estudio de caso publicado el 7 de enero en The New England Journal of Medicine.

Los casos involucraron a un niño de 23 meses que fue a un hospital local en Japón con una tos que no disminuyó durante dos semanas. El otro caso fue de un niño de 6 años que llegó al hospital con dolor en el pecho. Ambos niños fueron diagnosticados con cáncer de pulmón.

Niños adquirieron cáncer de pulmón de la madre durante el parto.
Foto: Pixabay.

A la madre del niño de 23 meses se le diagnosticó cáncer de cuello uterino tres meses después de que nació el niño, pero probablemente tenía un tumor en el momento de su nacimiento. Al niño y a la madre se les trató con quimioterapia, diferentes medicamentos y cirugías para extirpar tejido canceroso. Lamentablemente, mientras el cáncer del niño desaparecía, el de la madre progresaba y la llevó a la muerte cinco meses después.

La madre del niño de 6 años estaba al tanto de un tumor cervical durante su embarazo, pero se pensó que era estable y, por lo tanto, no se lo trató en ese momento. Después del parto, una biopsia reveló que tenía cáncer de cuello uterino. Murió dos años después de la cirugía para extirpar el tumor. El niño se sometió a quimioterapia, entre otros tratamientos, y le extirparon el pulmón izquierdo. Fue tratado durante 15 meses después de su cirugía y permaneció libre de cáncer.

Niños adquirieron cáncer de pulmón de la madre durante el parto.
Foto: Pixabay.

Para comprender la relación entre los tumores de las madres y sus hijos, los investigadores compararon los tejidos tumorales y los tejidos normales de los dos niños y sus madres. Buscaron específicamente mutaciones en 114 genes relacionados con el cáncer. Descubrieron que los tumores pulmonares de los niños tenían muchas similitudes genéticas con los tumores cervicales de las madres.

Los tumores de los niños carecían del cromosoma Y, uno de los dos cromosomas sexuales que se transmiten de padre a hijo. Eso significa que el tumor probablemente se heredó de las madres.

También descubrieron que los tumores tenían características similares a los tumores que se encuentran en cada una de las madres de los niños.

Niños adquirieron cáncer de pulmón de la madre durante el parto.
Foto: Pixabay.

Los tumores de pulmón también contenían pequeñas mutaciones genéticas similares a las de la madre que no se encontraron en otros tejidos del niño. Los tumores de ambos niños también contenían ADN del virus del papiloma humano (VPH), que se cree que causa la mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino.

Los niños adquirieron cáncer de pulmón de la madre pero aún no es concluyente el por qué.

Queda claro que estos pacientes desarrollaron tumores específicamente en los pulmones y no en todo el cuerpo, como es común en la mayoría de casos de transmisión de cáncer. Por ende los bebés probablemente aspiraron las células tumorales de sus madres durante el parto.

Es bastante probable, aunque no demostrable, que esto sea lo que sucedió. Aunque son extremadamente raros, estos casos indican que es posible transferir el cáncer a los bebés durante el parto.

Así que los autores recomiendan cesáreas para las madres con cáncer de cuello uterino como prevención.

Foto: Pixabay.

Este es un informe muy interesante, dijo el Dr. Theodore Laetsch, oncólogo pediatra y director del Programa de Tumores Malignos Muy Raros del Children’s Hospital of Philadelphia.  Está claro, a partir de los datos genéticos, que los niños adquirieron cáncer de pulmón de la madre durante el parto.

Aunque sigo pensando que es posible que el cáncer haya atravesado la placenta, como se ha descrito en otros pacientes, y que las células cancerosas solo crecieron en los pulmones por otras razones, finalizó el Dr. Laetsch.

Con información de Live Science.

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here