Un estudio identificó un nuevo registro fósil de misteriosos gusanos en el noreste de China, en sedimentos marinos del Mioceno.

Estos organismos, similares a los gusanos Bobbit, de la especie Eunice aphroditois, tenían aproximadamente 2 metros de largo y 3 centímetros de diámetro y vivían en madrigueras.

gusanos
Imagen: Especial/Web

Un estudio de la Universidad de Granada, publicado recientemente en la revista Scientific Reports, reveló que el fondo marino estuvo habitado por gusanos depredadores gigantes.

script async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Por lo tanto, los científicos identificaron un nuevo registro fósil: restos indirectos de actividad animal como, por ejemplo, huellas de dinosaurios, excrementos fosilizados, nidos de insectos o madrigueras.

De igual forma, estos vinculado a estos misteriosos gusanos, que son posibles predecesores del gusano Bobbit actual.

gusanos
Imagen: Web

Modelo científico.

Primeramente, basándose en la reconstrucción de madrigueras gigantes observadas en sedimentos marinos de la edad del Mioceno del noreste de Taiwán en China.

Como resultado, los investigadores concluyeron que estos rastros de fósiles pueden haber colonizado el fondo marino del continente euroasiático hace unos 20 millones de años.

gusanos
Imagen: Web

Con ello, los investigadores reconstruyeron este nuevo registro fósil, al que han denominado Pennichnus formosae.

Consiste en una madriguera en forma de L, de aproximadamente 2 metros de largo y de 2 a 3 centímetros de diámetro, que indica el tamaño y la forma del organismo.

Los gusanos Bobbit se esconden en madrigueras largas y estrechas en el fondo marino y se impulsan hacia arriba para agarrar presas con sus fuertes mandíbulas.

gusanos
Imagen: Web

Los autores sugieren que el movimiento involucrado en capturar a su presa y retirarse a su madriguera para digerirla provocó varias alteraciones en la estructura de las madrigueras.

Estas alteraciones, son indicativas de la deformación del sedimento que rodea la parte superior de la madriguera.

Además, un análisis detallado reveló una alta concentración de hierro en esta sección superior.

Esto indica que los gusanos reconstruyen continuamente la abertura de la madriguera secretando un tipo de moco para fortalecer la pared.

Así las bacterias que se alimentan de este moco, crean ambientes ricos en hierro.

lecho marino
Imagen: Web

Aunque los invertebrados marinos han existido desde el Paleozoico temprano, sus cuerpos comprenden principalmente tejido blando y, por lo tanto, rara vez se conservan.

Se cree que el registro fósil descubierto es el espécimen más antiguo conocido de un depredador de emboscada que habita en el subsuelo.

Con este hallazgo, la ciencia proporciona una visión poco común del comportamiento de estas criaturas bajo el lecho marino.

Con información de revista Scientific Reports/Universidad de Granada.

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here