¿Cuál es el origen de los misteriosos agujeros de Siberia? Científicos se dieron a la tarea de descifrar el misterio y estos fueron los resultados.

En siete años se han generado 17 misteriosos agujeros de Siberia y se cree que las explosiones de gas metano producidas por la fusión del permafrost, son la causa.

misteriosos agujeros de Siberia
Imagen: mdpi.com

El último se encontró en de 2020 con 30 metros de profundidad y 25 metros de diámetro.

script async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Los científicos realizaron un mapeo que les permitió descubrir que la acumulación de gas causó los agujeros.

Luego de estudiar los misteriosos agujeros que aparecieron en la tundra siberiana, un grupo de investigadores rusos pudieron descifrarlos.

misteriosos agujeros de Siberia

Una explosión de gas metano fue la causa de las enormes cavidades, sin embargo, tienen pendiente por explicar el origen del gas.

Los científicos, miembros del Instituto de Investigación de Petróleo y Gas de la Academia de Ciencias de Rusia, emplearon tecnología aplicada para estudiar el último cráter encontrado.

Siberia
Imagen: mdpi.com

Un dron apoyó para realizar el mapeo del enorme agujero y después se formó un modelo en tercera dimensión.

Esta técnica bajo tierra permitió captar todas las características del cráter donde se acumuló el metano.

Los resultados arrojaron datos de acumulación de gas, el aumento de presión y el desarrollo de procesos dinámicos de gas.

Siberia
Imagen: mdpi.com

El resultado fue publicado en la revista Geosciences, incluyendo más de 80 imágenes para replicar en tercera dimensión el agujero, las grutas y las cavernas.

La acumulación de gas generó un montículo de hielo que al explotar causó la cicatriz en la tierra.

Siberia
Imagen: mdpi.com

Ahora solo queda descifrar de dónde provino el gas metano que originó los misteriosos agujeros de Siberia.

Algunas teorías consideran la posibilidad de que el gas surgiera dentro de la Tierra o en muy cerca de la superficie.

Con información de Geosciences.

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 4.2 / 5. Recuento de votos: 104

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

1 Comentario

  1. Estos fenómenos son también «efecto» de la «interacción dinámica Tierra-Sistema Solar Consolidado», en cuanto son verdaderas «bombas de gases» con capacidad de alterar el pronóstico del tiempo y el clima según demoren en diluirse en la atmósfera y/o ser arrastrados por las corrientes de aire.

    Estos son gases que se generan acorde a la influencia intergravitacional y energías del entorno planetario cercano: hasta Saturno, conforme interactúan con las del Sol y Luna respecto de las propias terrestres, en el sentido que al conformar una «configuración geoastronómica específica» derivada de alcanzar una posición en ángulos específicos y/o equidistantes respecto de la ubicación de la Tierra, estimulan su «sol» interior que aumenta su rotación, por ende su temperatura aumentando de volumen y sublimando rocas y aguas subterráneas conforme empieza a subir en forma de magma por cavernas, fisuras y fallas internas que, además, se mezcla con otros gases y/o quemando vetas de elementos fósiles: petróleo, carbón, etc., lo cual aumenta aún más de temperatura y volumen generando más gases, energía y presión hasta hacer techo en las placas tectónicas, de cuya acumulación y presión no sólo explican estas «bombas de gases» que afloran a la atmósfera por fisuras, fallas o reventando con el efecto que muestran las fotos, sino también de la actividad sísmica y volcánica normal como de los grandes terremotos desde 6.1 de magnitud hasta catastróficos, con o sin efectos colaterales: tsunamis, enjambres sísmicos o réplicas antes y después, de menor magnitud a 6.1 y a poca profundidad; mayor actividad o reactivación y/o surgimiento de nuevos volcanes; cambios bruscos en el pronóstico del tiempo, etc.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here