Las avispas de mar son más mortales que cualquier tiburón, mantarraya o serpiente marina.

Avispa de mar: la criatura marina más venenosa del mundo.

Si los tiburones pueden tener una películas, ¿por qué no las medusas? ¿Es porque las medusas no tienen fauces amenazantes o una aleta dorsal que induce al miedo? ¿O es porque las medusas parecen gomitas aplastadas con tentáculos, mientras que muchos tiburones tienen dientes afilados que pueden rasgar la carne humana?

script async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Seamos realistas, las medusas son más molestas que amenazantes. Claro, sus picaduras duelen y pican, pero los tiburones pueden arrancarte una extremidad.

Avispa de mar: la criatura marina más venenosa del mundo.
Foto: Wikipedia.

Pero, ¿y si te dijéramos que hay un tipo de medusa que es más peligrosa que el tiburón más amenazador? Se les conoce con el nombre científico de cubozoa o cubomedusas, pero también como medusas de caja o avispas de mar.

A diferencia de sus molestas primas, la avispa de mar tiene un veneno poderoso. ¿Qué tan poderoso? La especie Chironex fleckeri es tan venenosa que si uno de sus tentáculos de 1.8 metros de largo te toca, es posible que mueras antes de llegar a la orilla. Es considerado el animal marino más venenoso del planeta.

Foto: Infobae.

Por otro lado, si fueras picado por el pequeñito Carukia barnesi, suplicarías que finalice tu vida porque el dolor, los vómitos, los dolores de cabeza y la ansiedad serían insoportables. Tus pulmones se llenarían de líquido y si no llegas a tiempo al hospital fallecerías sin remedio.

The Cubozoan -- Carukia barnesi

Las avispas de mar generalmente viven en sus propios vecindarios en el Océano Indo-Pacífico y en las aguas del norte de Australia, aunque también habitan en las aguas alrededor de Hawai y en la costa del Golfo y la costa este de Estados Unidos.

Las avispas marinas son una clase que incluye 50 especies conocidas. Pueden tener hasta 15 tentáculos con aproximadamente 5,000 células urticantes, conocidas como cnidocistos. Cada una de esas células contiene una pequeña cápsula que puede disparar aguijones microscópicos a su presa a más de 60 kilómetros por hora. Estas liberan una toxina que causa un rápido aumento en la presión arterial, lo que hace que el corazón se detenga y aniquile a la víctima.

Foto: ABC News.

Aunque nadie tiene un registro oficial, entre 20 y 40 personas fallecen cada año por picaduras de avispas de mar solo en Filipinas. Los expertos dicen que la tasa de mortalidad en todo el mundo es más alta de lo que se informa porque los médicos a menudo diagnostican mal los síntomas o simplemente se equivocan. Lo que se sabe es que las avispas de mar causan más fallecimientos y lesiones que los tiburones, mantarrayas y serpientes marinas. Tendrías más posibilidades de sobrevivir si te mordiera una viuda negra.

Cazan presas activamente.

Las avispas de mar son una especie curiosa. Por un lado, tienen dos docenas de ojos. Las medusas comunes solo distinguen la luz de la oscuridad. Las avispas de mar también tienen un sistema nervioso más avanzado que sus primos, lo que les permite evitar y atacar rápidamente los objetos.

Foto: The New Yorker.

A diferencia de otras especies de medusas que esperan su comida, las avispas de mar nadan mientras cazan activamente a sus presas. Se impulsan a través del agua a 6.43 kilómetros por hora abriendo y cerrando sus cabezas como un paraguas en una tormenta.

La avispa de mar no libera veneno como una serpiente de cascabel. Cuando pica, libera un cóctel digestivo que ayuda a la criatura a atrapar y digerir sus comidas. En los humanos, este cóctel digestivo actúa como balas moleculares causando agujeros en todas nuestras células. El corazón de una persona puede detenerse en tan solo cinco minutos.

Avispa de mar: la criatura marina más venenosa del mundo.
Foto: Orlando Sentinel.

Además las avispas de mar se encuentran entre los animales más antiguos del planeta. Se remontan al menos a 600 millones de años y han sobrevivido varias extinciones masivas. Su número, como el de todas las medusas, está aumentando, exacerbado por el calentamiento de los océanos y los fertilizantes que agotan el oxígeno que llegan hacia el agua.

Con información de How Sutff Works

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 1 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here