Los dientes contienen registros detallados de la contaminación por plomo en humanos y otros primates.

Plomo, toxina mortal. Nuestros dientes lo muestran.

El plomo es una poderosa toxina. Puede afectar a casi todos los órganos y sistemas del cuerpo, y los bebés son extremadamente vulnerables a sus efectos nocivos. Los cerebros de los bebés crecen rápidamente durante el primer año de vida, por lo que incluso una exposición baja al plomo se ha asociado con déficits en el desarrollo cerebral.

script async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

También es más común de lo que piensa. Recientemente se descubrió que muchos alimentos para bebés y fórmulas infantiles populares en los EE. UU. contienen niveles elevados de plomo y otros metales pesados.

Bebé, Niño, Dormir, Dormido, Siestas, Recién Nacido

El plomo deja rastros en los dientes en crecimiento, según un nuevo estudio publicado en BioEssays por Tanya M. Smith y Christine Austin. Las investigadoras utilizaron una técnica  llamada mapeo de ablación por láser para analizar los dientes de monos macacos jóvenes con lo que encontraron rastros de plomo tanto en fórmulas comerciales para bebés como en la leche materna.

Las historias que cuentan los dientes.

Los dientes registran cada día de nuestra infancia, incluido el nacimiento, así como la química de los alimentos y el agua que consumimos. Especialistas en salud pública de Australia y los EE. UU. han descubierto cómo medir la ingesta de metales de los bebés utilizando concentraciones de diferentes elementos y líneas de crecimiento en los dientes.

Las investigadoras perfeccionaron este modelo analítico a través de un estudio de 2013 de lactancia en humanos, monos y neandertales. Hicimos un seguimiento de los cambios en el oligoelemento bario, que se almacena en los huesos, los dientes y se concentra en la leche rica en calcio. Si bien el bario es tóxico en grandes cantidades o con ciertos compuestos, pequeñas cantidades en la leche y alimentos como las nueces de Brasil no parecen ser particularmente dañinos.

Macacos De Berbería, Monos, Madre E Hijo, Animales

En este estudio las investigadoras mostraron una correspondencia entre el inicio de la lactancia y niveles elevados de plomo que desaparecieron cuando las crías de macacos dejaron de consumir fórmula Enfamil o leche materna.

Las madres de monos cautivos pueden estar expuestas al plomo de las tuberías de agua o de pintura vieja, ya que antes el plomo se encontraba en las pinturas y tiene un agradable sabor dulce.

Cómo el bario y el plomo entran en los dientes.

La leche es una fuente importante de calcio para el crecimiento infantil, pero también puede contener otros ingredientes menos útiles. El bario y el plomo se conocen como elementos que buscan huesos. Cuando abundan en el ambiente, pueden transferirse al torrente sanguíneo y sustituir al calcio.

Mujer, Sonrisa, Diente, Salud, Boca, Cuidado Dental

También se descubrió que cuando los monos jóvenes se enferman gravemente, pueden aprovechar sus reservas de calcio en el esqueleto para mantener el equilibrio metabólico. Pero también liberan plomo y bario de los huesos al torrente sanguíneo y, en última instancia, se encierran en los dientes en crecimiento. Esto hace que también se puedan analizar después de que dejan de amamantar.

El origen del plomo en los dientes humanos es más difícil de precisar que en el caso de los monos cautivos. Los factores probables van desde la contaminación ambiental y el agua potable hasta los suelos donde se cultivan alimentos. Crisis como la contaminación del agua en Flint, Michigan, EE.UU., en 2014–2015, se encuentran actualmente bajo investigación para comprender mejor el grado de exposición de plomo en los niños de esa región.

En la Sabana | Babuino Gelada

Sin embargo, el nuevo estudio también reveló que los primates salvajes pueden estar expuestos al plomo en sus entornos naturales. Se encontraron líneas de plomo en dientes de babuinos de Etiopía y orangutanes de Borneo y Sumatra.

Si bien la actividad industrial humana puede explicar algunos de estos casos, descubrieron que niños neandertales de hace 250 mil años también ingerían plomo

En ese caso, el plomo probablemente se derivó de depósitos geológicos en el sureste de Francia, una región que desde entonces ha sido explotada comercialmente. Los  neandertales probablemente comieron o bebieron algo contaminado con plomo, aunque no pudieron descartar la posibilidad de que hayan inhalado el plomo liberado al aire a través de la combustión.

250,000-Year-Old Neanderthal Teeth Reveal Evidence of Lead Poisoning |  Anthropology, Paleoanthropology | Sci-News.com

Los estudios de primates no humanos y homínidos antiguos nos ayudan a comprender mejor nuestra propia fisiología. Señalan problemas ambientales complejos, así como los peligros del mundo natural.

Este estudio se suma a la evidencia de que la exposición al plomo es común en todo el mundo. Para salvaguardar nuestra salud, necesitamos una mejor regulación de la calidad de los alimentos, el agua y el aire.

Con información de The Conversation.

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here