Millones de velellas fallecidas están apareciendo en todo el mundo. Forman una «alfombra crujiente» de cadáveres, dijo un experto.

Como un turista en un crucero, la velella o vela de mar (Velella velella) pasa sus días a la deriva sin rumbo fijo por el mar abierto, atiborrándose de un buffet interminable de bocados.

Esta especie nada en la superficie del océano con una vela rígida que se asoma justo por encima del agua y una serie de tentáculos púrpuras colgando justo debajo. A medida que la vela atrapa el viento, estos cnidarios flotan de un lugar a otro, capturando pequeños peces y plancton dondequiera que deambulen. Las prósperas colonias de velellas pueden incluir millones de individuos, todos simplemente festejando y comiendo juntos en mar abierto.

script async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Hasta que el viento empuja una colonia de velas marinas a la orilla.

Cada año, en las playas de todo el mundo, miles de colonias de velellas quedan varadas. Allí, se secan y mueren, convirtiéndose en una alfombra crujiente de cadáveres deshidratados que cubren la arena.

Los varamientos de velellas son comunes cuando los vientos estacionales cambian de rumbo. Pero en 2006 en la costa oeste de Nueva Zelanda los cadáveres de las velas de mar no se cuentan por miles, sino por millones. ¿Por qué? ¿Qué fuerza de la naturaleza hace que algunos varamientos de velellas sean mucho más grandes que otros?

El estudio.

Julia Parrish y sus colegas querían averiguarlo. En un nuevo estudio publicado en la revista Marine Ecology Progress Series analizaron 20 años de observaciones de velellas a lo largo de la costa oeste de los Estados Unidos.

A raft of by-the-wind sailor jellyfish wash up on Vancouver Island, Canada.

Las observaciones provienen de un programa llamado Coastal Observation and Seabird Survey Team, COASST, que capacita a los científicos ciudadanos para buscar en las playas locales aves marinas que hayan llegado a la costa, además de cualquier otro avistamiento de animales inusuales. La red de COASST cubre cientos de playas que se extienden desde el norte de California hasta el Círculo Polar Ártico.

Los investigadores encontraron casi 500 informes de varamientos de velellas en la base de datos de COASST, avistados en casi 300 playas. Según estos informes, las muertes más numerosas ocurrieron durante los meses de primavera de 2015 a 2019. Durante esos años, las velas de mar cubrieron más de 1,000 kilómetros de costas.

La mancha.

Esas muertes también coincidieron con una ola de calor marina conocida como la mancha«. A partir de 2013, las aguas superficiales de la costa del Pacífico comenzaron a calentarse a niveles nunca antes registrados. El intenso calentamiento continuó durante 2016, alterando todos los niveles de la cadena alimenticia marina. Lo que provocó la muerte masiva de aves marinas, ballenas barbadas, leones marinos y otras criaturas. Según el estudio, es probable que la mancha haya provocado la muerte masiva de velellas durante esos años.

La Velella

Esas aguas oceánicas que se calentaron pudieron haber sido buenas para las velellas, dijeron los investigadores. A medida que la mancha aumentó las temperaturas de la superficie del océano, ciertos peces se beneficiaron de temporadas de desove más largas, lo que proporcionó más alimento para las velellas. Esto pudo haber causado que las poblaciones de velas de mar aumentaran antes de que los cambios de viento estacionales las llevaran a tierra en la primavera.

En pocas palabras, la mancha pudo haber ayudado a las velellas a prosperar en la costa del Pacífico, lo que llevó a eventos de varamientos mucho más grandes en esos años.

Por lo tanto, las velas marinas podrían convertirse en ganadoras del cambio climático, ya que se prevé que el calentamiento global aumentará la frecuencia de las olas de calor marinas. Pero su éxito vendrá a expensas de otras criaturas menos afortunadas y de un montón de cadáveres de velellas en nuestras costas.

Un clima cambiante crea nuevos ganadores y perdedores en cada ecosistema, dijo Parrish.

Con información de Live Science.

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here