Los científicos rusos han desplegado un telescopio en las gélidas profundidades del lago Baikal en el sur de Siberia para buscar las partículas más pequeñas conocidas en el universo.

El telescopio Baikal-GVD, está diseñado para buscar neutrinos, que son partículas subatómicas casi sin masa y sin carga eléctrica. Los neutrinos están en todas partes, pero interactúan tan débilmente con las fuerzas que los rodean que son muy difíciles de detectar.

Los científicos rusos han desplegado un telescopio en las gélidas profundidades del lago Baikal en el sur de Siberia para buscar las partículas más pequeñas conocidas en el universo.
Foto: Sputnik.

Es por eso que los científicos ven al lago Baikal, que a 1700 metros de profundidad, es el lago más profundo de la Tierra. Los detectores de neutrinos generalmente se construyen bajo tierra para protegerlos de los rayos cósmicos y otras fuentes de interferencia. El agua dulce clara y la gruesa capa de hielo protectora hacen del lago Baikal un lugar ideal para buscar neutrinos, dijeron los investigadores.

script async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Los científicos desplegaron el detector de neutrinos a través del hielo a unos 4 kilómetros de la orilla del lago en la parte sur. Bajaron módulos hechos de cuerdas, esferas de vidrio y acero inoxidable hasta 1,310 m en el agua.

Los científicos rusos han desplegado un telescopio en las gélidas profundidades del lago Baikal en el sur de Siberia para buscar las partículas más pequeñas conocidas en el universo.
Foto: Live Science.

Las esferas de vidrio contienen lo que se llaman tubos fotomultiplicadores, que detectan un tipo particular de luz que se emite cuando un neutrino pasa a través de un medio claro (en este caso, agua de lago) a una velocidad más rápida que la luz. Esta luz se llama luz Cherenkov en honor a uno de sus descubridores, el físico soviético Pavel Cherenkov.

No es la primera vez.

Los investigadores han estado buscando neutrinos bajo el lago Baikal desde 2003, pero el nuevo telescopio es el instrumento más grande desplegado allí hasta ahora. En total, las cuerdas y los módulos miden alrededor de medio kilómetro cúbico. Según el consorcio científico que desarrolló el telescopio, también se utilizará para buscar materia oscura y otras partículas exóticas.

Los científicos rusos han desplegado un telescopio en las gélidas profundidades del lago Baikal en el sur de Siberia para buscar las partículas más pequeñas conocidas en el universo.
Foto: dlnp.jinr.ru

Baikal-GVD tiene aproximadamente la mitad del tamaño del detector de neutrinos más grande de la Tierra, el Observatorio de Neutrinos del Polo Sur IceCube, que consta del mismo tipo de módulos de detección de luz que Baikal-GVD, incrustados en un 1 km cúbico de Hielo antártico. IceCube detecta unos 275 neutrinos de la atmósfera de la Tierra cada día. Los científicos rusos y sus colaboradores en la República Checa, Alemania, Polonia y Eslovaquia planean expandir Baikal-GVD al tamaño de IceCube o más grande en los próximos años.

Con información de Live Science.

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here