La ciencia es firme, pero el mito persiste.

Café: ¿realmente frena el crecimiento de los niños?

Una razón por la que muchos padres no suelen dar café a los niños es por la creencia generalizada de que la cafeína puede frenar su crecimiento. Pero, ¿hay algo de verdad en esta idea?

script async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

La respuesta es un rotundo no.No hay evidencia de que el café o la cafeína frenen el crecimiento y el desarrollo infantil.

En cambio, la altura de una persona se rige en gran medida por otros factores. Por ejemplo, se cree que cientos de genes identificados hasta ahora son responsables de aproximadamente el 16% de la estatura adulta de una persona.

Café: ¿realmente frena el crecimiento de los niños?
Foto: Pixabay.

La salud general del niño también influye. Por ejemplo, una infección repetida durante la infancia puede retrasar la absorción nutricional y el crecimiento óseo, como lo demuestran varios estudios diferentes. Además, el hecho de que un niño tenga acceso a necesidades dietéticas importantes, como la leche, durante sus primeros años también influye en la altura, al igual que la dieta de la madre durante el embarazo.

Entonces, ¿por qué algunas personas todavía creen que el café puede frenar el crecimiento de un niño?

Nadie lo sabe realmente, pero hay un par de teorías. En la década de 1980, varios estudios sugirieron que los bebedores de café habituales tenían un mayor riesgo de osteoporosis. Según porque la cafeína puede conducir a una mayor eliminación de calcio (aunque el efecto fue pequeño).

Si la cafeína era capaz de debilitar los huesos, entonces era concebible pensar que el consumo de café en la infancia condujera a una estatura más baja. Sin embargo, resultó que había otra variable en juego. Los bebedores de café también tendían a consumir menos leche, una fuente importante de calcio. En otras palabras, probablemente no fue el café, sino la insuficiencia de calcio lo que causó el problema. Además, investigaciones posteriores no han encontrado ningún vínculo entre la osteoporosis y el consumo de café, según Harvard Health Publishing.

Café: ¿realmente frena el crecimiento de los niños?
Foto: Pixabay.

Otra idea es que muchos estudios han relacionado el consumo de cafeína con efectos positivos y negativos para la salud, lo que solo contribuye a la confusión.

Se han realizado tantos estudios epidemiológicos del café, que indican daños o beneficios, que resultan confusos, dijo el escritor científico Mark Pendergast.

Otra posibilidad, según  Duane Mellor, dietista de Reino Unido, es que el mito se deriva de la recomendación de que las mujeres embarazadas limiten su consumo de café porque algunas investigaciones han relacionado la exposición del feto a la cafeína con un mayor riesgo de aborto espontáneo.

Sin embargo, estos estudios están limitados por tamaños de muestra pequeños. La evidencia no es concluyente en este momento, por lo que grupos de salud como la Organización Mundial de la Salud ahora recomiendan a las mujeres embarazadas que limiten (pero no necesariamente eviten por completo) el consumo de cafeína para reducir el posible riesgo de pérdida del embarazo y bajo peso al nacer en los bebés.

Café: ¿realmente frena el crecimiento de los niños?
Foto: Pixabay.

Ahí es donde tenemos esta idea del crecimiento y la cafeína, pero la biología de un feto y la forma en que se empujan sus nutrientes a través de la placenta es tan diferente de la de un individuo adulto, dijo Mellor. Los metabolismos también son diferentes. No se pueden establecer paralelos«.

La ciencia es clara.

Entonces, la ciencia es clara: el café no obstaculiza el crecimiento de los niños. De hecho, probablemente sea más saludable para su hijo beber una taza de café ligero que un refresco azucarado que pudre los dientes, dijo Mellor.

Un café ligero probablemente no sea gran cosa, dijo Mellor. Algunas de las notas amargas de los cafés son compartidas por las verduras, y es posible que veas un beneficio en hacer que los niños se acostumbren a esos sabores. Obviamente, no vas a darles un café cargado, pero realmente son más preocupantes las bebidas azucaradas.

Café, La Leche, Manos, Derramar, Verter, Cafeína
Foto: Pixabay.

Pero Mellor tampoco aconseja que les des a tus hijos un espresso doble todas las mañanas. Y por una buena razón: la moderación es clave. La cafeína puede causar un aumento de la ansiedad, presión arterial alta y reflujo ácido, y también puede interferir con el sueño.

La cafeína del café también puede causar estos problemas en los adultos, por supuesto. Pero los niños tienen cuerpos más pequeños, por lo que las mismas cantidades de cafeína pueden tener efectos más pronunciados en ellos. Por esa razón, la Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que los niños pequeños se abstengan y que los adolescentes limiten su consumo de café.

A pesar de la evidencia, es probable que este mito del café no desaparezca pronto.

Una vez que un mito relacionado con la salud entra en nuestra cultura, es muy difícil erradicarlo.

Con información de Live Science.

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here