Si bien estos productos químicos ayudan a crear muchos de nuestros artículos cotidianos, también conllevan riesgos para la salud.

Ftalatos: están en todas partes y los científicos están preocupados.

¿Qué tienen en común tu impermeable, tu laca para el cabello, los contenedores de alimentos y la manguera del jardín? Es probable que cada artículo contenga ftalatos, un grupo de productos químicos que hacen que los plásticos sean más flexibles y más difíciles de romper.

script async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Si bien estos productos químicos ayudan a crear muchos de nuestros artículos cotidianos, también conllevan riesgos para la salud que preocupan cada vez más a los científicos e investigadores.

Ftalatos: están en todas partes y los científicos están preocupados.
Foto: Corbis.

¿Qué son los ftalatos?

Como se mencionó anteriormente, los ftalatos son sustancias químicas que se utilizan para fortalecer los plásticos. Se usan mucho en plásticos de cloruro de polivinilo (PVC). Estos se encuentran en todo tipo de productos que usamos todo el tiempo, desde envases de alimentos y cosméticos hasta suministros médicos e incluso juguetes para niños.

Solo ha habido unos pocos estudios que examinan los efectos de los ftalatos en la salud de los seres humanos. Pero, hasta la fecha, la mayor parte de esas investigaciones analiza el efecto de un solo ftalato, no la mezcla química, según Stephanie Eick, epidemióloga ambiental.

Además, dice Eick, es difícil encontrar un grupo de personas que no estén expuestas a los ftalatos en algún nivel, lo que dificulta hacer un experimento con un grupo de control. Y dado que los humanos están expuestos a múltiples sustancias químicas a la vez, no solo a los ftalatos, también es difícil analizar los efectos de ftalatos específicos.

Ftalatos: están en todas partes y los científicos están preocupados.
Foto: Pixabay.

¿Cómo estamos expuestos a los ftalatos?

Los seres humanos están expuestos a estos productos químicos de varias formas. La primera es consumirlos a través de los alimentos. Los alimentos pueden exponerse a los ftalatos durante su producción a través de tubos de plástico que se utilizan para los líquido. También por contacto con guantes de preparación de alimentos y a través de contenedores  de plástico. En particular, los alimentos con alto contenido de grasas absorben más ftalatos durante el procesamiento.

También es probable que los bebés estén expuestos porque a menudo se colocan directamente en la boca objetos de plástico que contienen estos productos químicos. Y las personas que trabajan en industrias donde se utilizan productos con concentraciones más altas de ftalatos también tienen un mayor riesgo de exposición. Por ejemplo, las personas que trabajan en peluquerías y salones de uñas, ya que se sabe que muchos productos de belleza contienen ftalatos.

Ftalatos: están en todas partes y los científicos están preocupados.
Foto: Pixabay.

¿Los ftalatos presentan riesgos para la salud?

Los experimentos con animales han descubierto que la exposición a los ftalatos está asociada con problemas de salud reproductiva y desarrollo, como pubertad precoz e interferencia con el sistema hormonal. Esto se debe a que los ftalatos son disruptores endocrinos débiles y bloquean los andrógenos. Estos son un grupo de hormonas que regulan los rasgos masculinos y la actividad reproductiva. Por ende cuando se absorben en el cuerpo, los ftalatos pueden suprimir las hormonas involucradas en el desarrollo sexual masculino o imitar o bloquear las hormonas involucradas en el desarrollo de rasgos femeninos.

Según los resultados de algunos estudios en humanos, la exposición a los ftalatos puede provocar un desarrollo cerebral deficiente en los niños, lo que hace que la exposición entre los niños y las mujeres embarazadas sea la más peligrosa.

Patos, Juguetes, Biberón, Pañales, Chupete, Chupetes
Foto: Pixabay.

Los estudios han demostrado que los niños nacidos de madres que estuvieron expuestas a altos niveles de ftalatos tenían más probabilidades de desarrollar TDAH, problemas de conducta y un coeficiente intelectual más bajo en comparación con los niños nacidos de madres que estuvieron expuestas a niveles más bajos de ftalatos durante el embarazo, dice Eick. Otros estudios también sugieren que la exposición puede llevar a las embarazadas a dar a luz prematuramente.

Las poblaciones de menores ingresos y desatendidas también corren un mayor riesgo. Los alimentos que son generalmente más baratos contienen a menudo niveles más altos de sustancias químicas, como ftalatos. Por lo tanto, algunas poblaciones desatendidas a menudo experimentan inseguridad alimentaria y tienen niveles más altos de sustancias químicas, lo que puede tener un impacto en la salud.

Foto: Pixabay.

¿Cómo podemos evitar la exposición?

La forma más sencilla de limitar la exposición a los ftalatos es reducir el uso de plástico. Por supuesto, es más fácil decirlo que hacerlo, ya que hoy en día casi todo viene en plástico. Sin embargo, cuando se trata de productos de consumo, un paso que puede tomar es leer las etiquetas. Ya que se requiere que los ftalatos se mencionen en los ingredientes.

También hay empresas de belleza que ahora indican en sus envases de champús o lociones que no contienen ftalatos.

Foto: Pixabay.

En cuanto a lo que las personas pueden hacer para evitar la exposición a través de los alimentos, Eick tiene algunas sugerencias. Con respecto al almacenamiento de sobras y otros alimentos, es mejor usar recipientes de vidrio cuando sea posible. Si no, es mejor dejar que los alimentos se enfríen a temperatura ambiente antes de colocarlos en el recipiente de plástico y nunca calentarlos en el microondas.

Dado lo omnipresentes que son los ftalatos, probablemente sería difícil prohibirlos por completo. Sin embargo, los científicos publicaron un artículo en la edición de abril de 2021 de American Journal of Public Health, que incluyó un llamado a una mejor regulación federal de estos productos químicos.

Con información de How Stuff Works.

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here