Los osos infectados tienen menos miedo de las personas pero empeoran sus posibilidades de sobrevivencia en la naturaleza.

Una misteriosa enfermedad neurológica en los osos negros jóvenes de California (Ursus americanus) los está haciendo comportarse como perros de compañía, coqueteando con los humanos de una manera amistosa.

Aunque suena lindo, este comportamiento anormal empeora dramáticamente las posibilidades de que los osos sobrevivan en la naturaleza.

script async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">
Osos actuan como perritos amigables por una enfermedad.
Foto: hickoryrecord.com

Los osos, que tienen alrededor de 1 año, parecen sufrir una forma de encefalitis infecciosa. Esto es una inflamación del tejido cerebral que puede ser causada por virus, bacterias, hongos y parásitos, así como parte de una respuesta autoinmune. Pero los veterinarios no están seguros exactamente de qué está causando el problema o qué tan rápido se está propagando entre los osos.

Los síntomas incluyen una inclinación prominente de la cabeza, movimientos letárgicos, temblores musculares, convulsiones, caminar en círculos y estar bajos de peso, así como una sorprendente valentía hacia los humanos.

Los osos infectados llaman nuestra atención porque se acercan a las personas de una manera pacífica, amistosa y no agresiva, dijo Ann Bryant. Ha estado involucrada en el rescate de osos infectados. Su comportamiento es similar al de un perro, no al de un oso.

En el último año, se encontraron cuatro individuos con la enfermedad, el mayor número de casos desde que se detectó por primera vez en 2014, según el Departamento de Pesca y Vida Silvestre de California (CDFW).

Osos actuan como perritos amigables por una enfermedad.

La población de osos negros en California ha aumentado de entre 10,000 a 15,000 individuos en 1982 a entre 30,000 y 40,000 en la actualidad. Como resultado, los veterinarios no están demasiado preocupados por los impactos de la enfermedad en la población en general.

Jóvenes intrépidos.

Aunque los casos de encefalitis son raros, los síntomas han facilitado la detección de osos infectados.

El primer oso que rescaté personalmente fue diagnosticado con encefalitis en marzo de 2018, dijo Bryant. Entró a una escuela y entró a un salón de clases donde se sentó entre los niños, comportándose como un perro amistoso.

En 2019, otro oso infectado fue captado en video tratando de subirse a una tabla de snowboard junto a una persona. El oso fue rescatado después de que el snowboarder y sus amigos jugaran con él y le dieran bocadillos. Sin embargo, el comportamiento amistoso no significa que sea seguro para los humanos estar cerca de los osos.

Osos actuan como perritos amigables por una enfermedad.
Foto: richmond.com

En cambio, si alguien se encuentra con osos que muestran síntomas de encefalitis, debe informarlo al CDFW, dijo Bryant.

Estos dos osos en particular ahora residen en centros de rescate. Ahí reciben atención médica constante para mantener la inflamación del cerebro bajo control. Pero la mayoría de los otros osos no tienen tanta suerte.

El oso más reciente con la enfermedad se descubrió en febrero en la parte trasera de un camión estacionado en una propiedad residencial. Tenía un peso muy bajo y estaba cubierto de pulgas, y tuvo que ser sacrificado debido a su mala condición física.

Desafortunadamente, este triste destino ha recaído sobre la mayoría de los osos infectados, que no pueden cuidarse a sí mismos y parecen haber sido abandonados por sus madres.

Es poco probable que los osos infectados puedan convertirse por completo en adultos independientes.

¿En aumento?

Osos actuan como perritos amigables por una enfermedad.
Foto: The Chronicle Herald.

El Departamento de Vida Silvestre de Nevada (NDOW) descubrieron por primera vez la encefalitis en osos alrededor del lago Tahoe en la frontera con California en 2014.

Desde entonces, el CDFW ha registrado ocho casos en California, aunque el número real puede ser mayor. La mitad de los casos confirmados se han detectado en el último año, pero esto no significa necesariamente que vaya en aumento.

Mi opinión es que esto no va en aumento, dijo Bryant. Pero ahora finalmente se están realizando más estudios, por lo que somos más conscientes de ello.

La enfermedad tampoco parece ser transmisible entre osos individuales. Esto es alentador para el resto de la población, pero ha dejado a los investigadores confundidos sobre qué lo está causando.

Con información de Live Science.

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here