Los cambios climáticos abruptos de la edad de hielo fue un efecto dominó de diversos factores entrelazados entre sí. ¿Nos sucederá lo mismo en el futuro?

Los cambios climáticos abruptos de la edad de hielo fue un efecto dominó.

A lo largo de la última edad de hielo, el clima cambió repetida y rápidamente durante los llamados eventos Dansgaard-Oeschger, donde las temperaturas de Groenlandia aumentaron entre 5 y 16 grados Celsius en décadas.

script async src="https://pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js">

Los cambios climáticos abruptos de la edad de hielo fue un efecto dominó.

Cuando ciertas partes del sistema climático cambiaron, otras partes del sistema  siguieron como  fichas de dominó que se derrumbaron sucesivamente. Esta es la conclusión de un análisis de datos de núcleos de hielo realizado por un grupo de investigadores que incluyó a  la Dra. Emilie Capron y al profesor Sune Olander Rasmussen de la Universidad de Copenhague, Dinamarca.

Este descubrimiento es preocupante porque la extensión del hielo marino en el Ártico jugó un papel importante en los cambios climáticos del pasado. Hoy en día, la extensión del hielo marino se está reduciendo rápidamente. No está claro si esta parte del sistema climático puede desencadenar un cambio repentino en el futuro.

Comprender los cambios climáticos abruptos en el pasado es fundamental para nuestra capacidad de predecir con seguridad si algo similar ocurrirá hoy o en el futuro cercano.

Durante las últimas décadas, los científicos del clima han buscado relaciones causales de cambios climáticos abruptos durante la edad de hielo, cuando las temperaturas de Groenlandia aumentaron repetidamente hasta 16 grados Celsius en solo décadas antes de volver a caer lentamente a los niveles normales de la edad de hielo.

Los cambios climáticos de la edad de hielo fueron un efecto dominó.

Las preguntas.

Muchos estudios han intentado responder a esta pregunta de largo tiempo: ¿Qué parte del sistema climático cambió primero cuando comenzaron estos aproximadamente 30 cambios climáticos abruptos, llamados eventos Dansgaard-Oeschger? ¿Fueron, por ejemplo, las corrientes oceánicas en el Atlántico Norte? ¿Los patrones de viento y lluvia en el hemisferio norte? ¿O la expansión del hielo marino en el Ártico que desencadenó el cambio climático?, dijo la científica Emilie Capron quien dirigió el estudio.

Este nuevo análisis revela un conjunto sorprendentemente diverso de dinámicas dentro de los eventos de Dansgaard-Oeschger. Los mismos procesos físicos cambiaron juntos cayendo como una hilera de fichas de dominó, pero sorprendentemente, ni la tasa de cambio ni el orden de los procesos fueron los mismos de un evento a otro.

En busca de una explicación por los cambios climáticos.

El equipo de investigadores analizó dos núcleos de hielo de Groenlandia que abarcaron hasta la última edad de hielo. Con los datos crearon una imagen de un evento típico Dansgaard-Oeschger. Así determinaron en qué orden cambiaron las partes del sistema climático al inicio de las abruptas transiciones climáticas.

Los cambios climáticos de la edad de hielo fueron un efecto dominó.

El objetivo es poder transferir este conocimiento del pasado al clima actual. Utilizar las huellas del cambio climático pasado como una especie de señal de advertencia de posibles cambios climáticos abruptos en el futuro.

El análisis, financiado por la Unión Europea y la Fundación Carlsberg, mostró que los cambios en diferentes partes del sistema climático (corrientes oceánicas, hielo marino y patrones de viento) estaban muy entrelazados y que probablemente al desencadenarse se reforzaron entre sí. De este modo llevaron los cambios climáticos abruptos y recurrentes.

Los cambios climáticos de la edad de hielo fueron un efecto dominó.

Confirmado por un modelo.

El equipo comparó los datos del núcleo de hielo con los resultados de simulaciones de modelos climáticos de la última edad de hielo. Estas simulaciones fueron desarrolladas por el coautor Guido Vettoretti.  Son del mismo tipo que los que se utilizan para hacer proyecciones del cambio climático futuro. El modelo mostró el mismo tipo de comportamiento donde se relacionan el hielo marino, la fuerza de las corrientes oceánicas y los patrones de viento y precipitación.

Esta es una noticia positiva. Pues aumenta la confianza de que estos modelos muestran de manera palpable los procesos físicos necesarios para simular estos cambios climáticos abruptos del pasado.

Sin embargo, el resultado también es preocupante: uno de los dominós climáticos que podría alterar todo el sistema durante la edad de hielo fue la extensión de la capa de hielo marino en el Atlántico norte. La extensión actual del hielo marino ha ido disminuyendo a un ritmo significativo desde la década de 1980. Esto podría desencadenar el riesgo de un efecto dominó similar debido al cambio climático provocado por el hombre.

61 Ice Age Landscape From Iceland Stock Photos, Pictures & Royalty-Free  Images - iStock

Implicaciones para el clima del futuro.

Desafortunadamente, nuestra comprensión de la interacción entre las muchas partes del sistema climático de la Tierra es insuficiente para permitirnos evaluar el riesgo de sucesos similares de cambios climáticos abruptos en el futuro.

Asimismo, siguiendo la analogía del dominó, no sabemos hasta qué punto las condiciones iniciales de esta reacción en cadena son diferentes en el sistema climático actual en comparación con la última edad de hielo.

En cualquier caso, los resultados del análisis enfatizan la importancia de limitar el cambio climático, por ejemplo, reduciendo las emisiones de CO2 y otros gases domésticos. Esto para disminuir el cambio gradual y predecible como para reducir el riesgo de un cambio climático abrupto en el futuro.

Con información de Live Science.

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here