Después de un siglo en la densidad de la selva de Malasia, un búho asiático de ojos naranjas fue observado por primera vez.

Búho asiático de ojos naranjas que se creía extinto es hallado.

Al caer la noche, los ojos se le encienden, como si se tratara de dos anillos dorados. A comparación de otras especies aladas, no destaca por su tamaño. Sin embargo, su rostro severo se enmarca por una línea de plumas que parecen cejas juiciosas. No se había visto a alguno en más de un siglo. Sin embargo, en medio de la isla de Borneo, un ejemplar de este búho asiático de ojos naranjas se avistó esta semana en Sabah, Malasia.

El último registro que se tenía de la especie Otus brookii brookii, un búho asiático de las islas malasias, es de 1896. Se trata de una subespecie de lechuza rajá, cuyo canto era desconocido hasta el momento. Sin este elemento, era prácticamente imposible saber de su existencia más allá de los archivos históricos a mano.

Redescubrimiento.

El redescubrimiento tuvo lugar en mayo de 2016, cuando Andy Boyce, un ecologista del Centro de Aves Migratorias del Smithsonian trabajaba en su doctorado sobre el comportamiento de las aves en diferentes elevaciones.

Búho asiático de ojos naranjas que se creía extinto es hallado.

Mientra tanto, Keegan Tranquillo, biólogo de campo, se topó con un búho de ojos color naranja que le recordó una especie supuestamente extinta. Entonces se comunicó con Boyce para que lo viera con sus propios ojos y diera su veredicto.

De un rincón oscuro donde había mucha vegetación, esta lechuza salió volando y aterrizó, dijo Tranquillo. Y aunque el búho se fue volando, volvió a posarse bajo la misma sombra poco después. Fue un golpe de suerte que volviera a ese lugar exacto.

Otus brookii brookii.

Cabe destacar que la investigación inicial no se centraba en buscar búhos extintos, pero este tipo de contactos suele conllevar redescubrimientos. Boyce lo identificó como el extraño Otus brookii brookii incluso antes de verlo.

Búho asiático de ojos naranjas que se creía extinto es hallado.

Aunque estaban inundados por ansiedad y regocijo, los investigadores hicieron todo lo posible por no llamar la atención del búho en cuanto lo vieron. Y aprovechando esta oportunidad literalmente única, tomaron varias fotografías y lo describieron con lujo de detalles.

Si no lo documentamos en ese mismo momento, esta ave podría desaparecer de nuevo durante quién sabe cuánto tiempo, dijo Boyce.

El búho con el peculiar color naranja en sus ojos.

En su artículo indican que el ave es aproximadamente un 25 por ciento más grande que los búhos comunes que se encuentran en el área. Estiman un peso de alrededor de 100 gramos, usando como referencia el peso de sus parientes cercanos.

Sus plumas exhibían un diseño atractivo que combinaban gris, negro y diferentes tonos de marrón. Eso lo distingue del habitual color rojizo que caracteriza a los búhos más comunes de la región. Y, como indicamos al principio, uno de sus rasgos más llamativos fue el color del iris de sus ojos, con un anaranjado intenso, penetrante y cautivador.

Búho asiático de ojos naranjas que se creía extinto es hallado.

Pocos ejemplares.

Las razones de su supuesta extinción son confusas. Los investigadores creen que el búho, conocido también como búho rajá, no es fácil de ver porque existen muy pocos individuos. Hasta ahora, nadie lo ha capturado, por lo que tampoco se han realizado análisis genéticos ni de comportamiento  para conocerlo mejor.

Esto se suma al hecho de que no se sabe cuál es su hábitat natural. Aunque si los científicos supieran dónde buscarlo, se sabe que el ave tiene tendencias nocturnas, lo que igual dejaría pocas probabilidades de encontrarlo.

Búho asiático de ojos naranjas que se creía extinto es hallado.

El equipo regresó al lugar todos los días durante casi dos semanas, inclusive en las noches, pero no pudieron encontrar al búho de ojos naranja de nuevo. Bajo otras condiciones, conocer su canto podría haber aportado una gran ventaja. De este modo, los ecologistas podrían saber si se trata de una especie distinta en lugar de una subespecie, como se ha clasificado hasta ahora. Pero es tan poco lo que se sabe sobre el animalito que en esta oportunidad tuvieron que prescindir de dicha estrategia.

Sin embargo, considerando que muchas especies de estas islas asiáticas son endémicas, la probabilidad de que sea en efecto una especie única crece exponencialmente. Nos recuerda, como humanos y como científicos, que hay cosas, hay lugares en este mundo […] que todavía no comprendemos, concluye Boyce.

Al parecer, pasará mucho tiempo para volver a avistarlo, y aún más, para poder obtener más detalles sobre su historia.

Con información de National Geographic / Teckrispy.

Búho asiático de ojos naranjas que se creía extinto es hallado.

Somos Extremo Mundial.

 

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here