Los saltamontes prosperan en climas cálidos y secos. Las poblaciones ya aumentaron desde el año pasado, preparando el escenario para un brote aún mayor en 2021.

Saltamontes: otra desgracia por sequía en Estados Unidos.

Una severa sequía en el oeste de EE. UU. está eliminando las vías fluviales, provocando incendios forestales y dejando a los agricultores sin agua. Y por si fuera poco se aproxima una plaga de saltamontes voraces.

Los funcionarios federales de agricultura están lanzando lo que podría convertirse en su mayor campaña de matanza de saltamontes desde la década de 1980. En medio de un brote que los ganaderos temen destruya pastizales públicos y privados.

Saltamontes: otra desgracia por sequía en Estados Unidos.
Foto: Pixabay.

En el condado de Phillips, en el centro del estado americano de Montana, a más de 80 kilómetros de la ciudad más cercana, Frank Wiederrick dijo que una gran cantidad de saltamontes comenzaron a aparecer en las praderas que rodean su rancho en los últimos días. Ya están empezando a desnudar los árboles alrededor de su casa.

Los saltamontes prosperan en climas cálidos y secos. Las poblaciones ya aumentaron desde el año pasado, para un brote aún mayor en 2021. Tales brotes podrían volverse más comunes a medida que el cambio climático cambie los patrones de lluvia, dijeron los científicos.

Para mitigar el daño económico de los saltamontes, el gobierno de EE. UU. comenzó esta semana fumigación aérea. Se espera que se rocíen pesticidas aproximadamente en 7,700 kilómetros cuadrados de Montana.

Saltamontes: otra desgracia por sequía en Estados Unidos.
Foto: Pixabay.

Dependencias gubernamentales ya preveían la infestación de este año, después de que una investigación  de 2020 encontró densas concentraciones de saltamontes adultos en aproximadamente 141,000 km2 en el oeste estadounidense.

Los funcionarios federales dijeron que el daño agrícola de los saltamontes podría volverse tan severo que podría hacer subir los precios de la carne y los cultivos.

Alerta ambiental.

Sin embargo, la magnitud del programa de fumigación ha alarmado a los ambientalistas. Dicen que la fumigación generalizada matará a numerosos insectos, incluidas arañas y otros depredadores de saltamontes, así como especies en peligro como las mariposas monarca. También les preocupa que los pesticidas puedan arruinar las granjas orgánicas cercanas a las zonas de fumigación.

Foto: Pixabay.

Por su lado, el gobierno dice que rociarán pesticidas en concentraciones bajas y reducirán el área tratada rociando alternativamente una franja de pastizal y luego saltando la siguiente franja. La intención es matar a los saltamontes que pasan entre las franjas y evitar otros insectos que no se mueven tan lejos.

Si la fumigación se retrasa y los saltamontes crecen y son más resistentes, el gobierno podrían recurrir a dos pesticidas tóxicos más: carbaril y malatión.

Los agricultores orgánicos están divididos sobre la fumigación. Algunos están preocupados por perder su certificación orgánica durante años si inadvertidamente absorben pesticidas en sus cultivos. Otros están dispuestos a tolerar la fumigación por apoyar a sus vecinos.

Un problema también para los ganaderos.

A medida que surge los saltamontes, comienzan a competir con el ganado por alimento en el árido este de Montana. Aquí los ranchos pueden extenderse sobre miles de hectáreas de pastizales privados y públicos.

Saltamontes: otra desgracia por sequía en Estados Unidos.
Foto: Pixabay.

Los saltamontes comienzan primero a comer plantas tiernas. Luego pasan a las plantas completamente desarrolladas y las semillas de los cultivos de granos, matándolos. Los agricultores pueden cobrar un seguro por daños a los cultivos. En cambio los ganaderos no tienen ningún recurso cuando los saltamontes eliminan la vegetación de las tierras públicas.

Una infestación típica puede eliminar el 20 por ciento del forraje y tener un impacto de 900 millones de dólares, según un estudio de 2012 de la Universidad de Wyoming.

En su rancho,  el ganadero Frank Wiederrick se está preparando para vender hasta el 70 por ciento de sus vacas este verano porque teme que no tendrán suficiente alimento.

Aniquilar saltamontes.

Se plantea aniquilar  aproximadamente una docena de los cientos de especies nativas de saltamontes del oeste estadounidense. La sequía los beneficia en parte porque reduce la exposición de los huevos de saltamontes a parásitos mortales que necesitan humedad.

Saltamontes: otra desgracia por sequía en Estados Unidos.
Foto: Pixabay.

El brote de este año alcanzará su punto máximo en aproximadamente dos meses, cuando los insectos alcancen de 5 a 7.6 centímetros de largo y se vuelvan tan frecuentes que comenzarán a comer más materia vegetal que el ganado.

Los saltamontes comienzan a morir cuando no queda nada para comer, pero en ese momento probablemente ya pusieron sus huevos para el próximo año.

Con información de NBC News.

Somos Extremo Mundial.

¿Te ha gustado esta noticia?

Pulsa en la estrella para valorar de (0) a (5)

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here