ANIMALESCIENCIAINTERNACIONALNATURALEZASALUD

Las abejas retienen microplásticos en sus cuerpos peludos, no solo polen.

Una investigación sugiere que las abejas atrapan no solo polen en sus cuerpos peludos, sino también microplásticos, para la producción de miel.

Los científicos proponen que las abejas podrían usarse para evaluar la contaminación y medir los microplásticos en el aire.

También ayuda a explicar la prevalencia de microplásticos en la miel. Esto puso en alerta a la comunidad científica.

abejas
Imagen: Web

Los microplásticos se fabrican a partir de la descomposición de objetos plásticos y, debido a que son tan pequeños, viajan tanto por aire como por agua, y ahora las abejas llegan a todas partes, incluidas las partes remotas de la Antártida.

Microplásticos en las abejas.

Las abejas han evolucionado para tener cuerpos peludos que recogen polen.

Pero ahora, como una amenaza fantasma, los pelos se cargan electrostáticamente durante el vuelo para ayudar a que las cosas se peguen.

Sin embargo, según el estudio publicado en Science of The Total Environment, aproximadamente una sexta parte de todas las partículas encontradas en las abejas estudiadas eran microplásticos.

De esto, el 52 por ciento eran fragmentos y aproximadamente el 38 por ciento eran fibras.

abejas
Imagen: Web

Se encontraron trece tipos diferentes de polímero en las abejas, siendo el tipo más común el poliéster, utilizado principalmente como fibra sintética, seguido del polietileno y el cloruro de polivinilo.

Las abejas analizadas procedían de 19 colmenas y todas eran abejas obreras.

Nueve de los colmenares eran del centro de Copenhague y los 10 restantes de localidades suburbanas y rurales.

Las abejas de la ciudad tenían más microplásticos, pero no mucho más en comparación con las abejas del campo, lo que indica que la dispersión del viento en grandes áreas podría ser un factor.

microplásticos
Imagen: Web

La fuente de la contaminación.

La fuente de estos microplásticos no está clara.

Podría deberse a prácticas de apicultura, como ropa y equipo, que podrían estar dejando rastros de plástico en las colmenas.

O podría ser del entorno más amplio, ya que la evidencia ha demostrado que la contaminación por microplásticos está presente en el aire, el suelo y el agua.

Las abejas pueden recogerlos de varias formas.

abejas
Imagen: Web

Es muy posible que las fibras transportadas por el aire se adhieran a los insectos voladores esponjosos.

Los científicos.

Los científicos creen que este hallazgo se puede utilizar para monitorear mejor la contaminación en el medio ambiente.

Las abejas tienden a investigar un área de hasta 8 kilómetros de su colmena cuando buscan alimento.

Al estudiar la cantidad de contaminación plástica en ellos al final de su vida, sería posible identificar la cantidad de microplásticos que ingresan al medio ambiente y posiblemente de dónde.

microplásticos
Imagen: NAT GEO

Otra pregunta es cuánto afectan los microplásticos a las abejas en general y a las abejas melíferas en particular.

Sabemos que los polinizadores están bajo presión por varios tipos de contaminación, incluidos los pesticidas.

Un aumento de microplásticos en los cuerpos de las abejas podría ser otro factor que amenaza la supervivencia de estos animales, así como de otros polinizadores.

Una revisión reciente ha demostrado que actualmente no hay datos suficientes para responder a esa pregunta.

Hasta ahora, solo un estudio ha analizado el problema, específicamente el efecto de alimentar a las abejas con poliestireno.

microplásticos
Imagen: Web

Se desconoce cómo los microplásticos pueden afectar a las reinas, los zánganos y colonias enteras.

Tampoco está claro si los tejidos de las abejas pueden acumular microplásticos y, de ser así, con qué rapidez, lo que hace evidente que se necesita más investigación para comprender completamente este problema urgente.

Con información de Science of The Total Environment.

Somos Extremo Mundial.

72 thoughts on “Las abejas retienen microplásticos en sus cuerpos peludos, no solo polen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *