ANIMALESCIENCIAINTERNACIONALNATURALEZA

«Viejo glotón»: el águila gigante que devoraba órganos humanos.

El águila gigante ahora está extinto. Pero era conocido como el águila de Haast, su nombre en el idioma maorí significa «viejo glotón».

El águila más grande que jamás haya vivido, el “viejo glotón”, cazaba como sus parientes modernos, pero se alimentaba como un buitre, según muestra una nueva investigación.

El gigante extinto, conocido como el águila de Haast, agarró y atravesó presas vivas con sus afiladas garras y su pico.

viejo glotón
Imagen: Katrina Kenny

Actuaba como buitre.

Se comió a sus presas como lo hubiera hecho un buitre, cortando el cadáver e insertando su cabeza profundamente dentro de la cavidad del cuerpo para tragar los órganos internos.

Los científicos han discutido durante mucho tiempo si el águila de Haast, Hieraaetus moorei que significa “viejo glotón”, era un depredador, como las águilas modernas, o un carroñero parecido a un buitre.

Sus patas y garras se parecían a las de las águilas.

viejo glotón
Imagen: Web

Pero los rasgos de un cráneo parecido a un buitre insinuaban que podría estar adaptado para alimentarse de animales que ya estaban muertos.

Expertos y el “viejo glotón”.

Los investigadores resolvieron recientemente esta cuestión utilizando modelos digitales y simulaciones para comparar al gigante extinto con aves vivas.

El análisis de los cráneos y garras de las aves identificó qué comportamientos de alimentación en las rapaces extintas eran similares a los de las águilas y cuáles se parecían a los hábitos de los buitres.

Las águilas de Haast vivían en Nueva Zelanda y pesaban hasta 15 kilogramos.

viejo glotón
Imagen: Live Science

Contaban con garras de 9 centímetros de largo y una envergadura que se extendía casi 3 metros de ancho, según el Wingspan National Bird of Prey Center, una organización de conservación de Nueva Zelanda.

Las águilas gigantes se alimentaban principalmente de moas, otras aves grandes y sin alas que ahora están extintas pero que abundaban en Nueva Zelanda hasta hace unos 800 años.

Alrededor de ese tiempo, los maoríes llegaron a la isla y comenzaron a cazar moas y a destruir los hábitats forestales de las aves.

águila
Imagen: Web

Los maoríes llamaban al enorme águila «te hōkioi» o «pouākai», que significa «viejo glotón”.

Pero fue el apetito humano por moas lo que condenó a las águilas; a medida que los moas disminuían en Nueva Zelanda, las águilas también desaparecían.

Los huesos de moa conservados que fueron marcados por picos de águila y garras muestran que las águilas de Haast comían moas.

Pero, ¿las águilas se alimentaban de moas vivientes, que podían pesar hasta los 200 kilogramos?

Los estudios.

Estudios anteriores que analizaron la forma general del cuerpo del águila y la estructura de las garras encontraron similitudes con los cuerpos y garras de las águilas, lo que sugiere que el águila de Haast era un cazador.

águila
Imagen: Live Science

Sin embargo, aún quedaban preguntas sobre las características del cráneo de buitre como los rollos óseos alrededor de las fosas nasales, que no podían explicarse por un estilo de vida depredador.

Para el estudio, los científicos construyeron modelos digitales en 3D de los cráneos, picos y garras de águila de Haast, comparándolos con los huesos y garras de tres especies de águilas y dos especies de buitres.

Lograron un banco de imágenes increíbles.

Modelaron los músculos y analizaron docenas de marcadores en los huesos para determinar qué partes de los pies y el cráneo estaban trabajando más duro mientras la rapaz extinta cazaba y se alimentaba.

águila
Imagen: Live Science

Determinaron que el “viejo glotón” mataba a su enorme presa moa, y se las comía de la misma manera que los buitres carroñeros devoran carroña, insertando su cabeza dentro del cadáver y luego tirando y tragando órganos y tiras de músculo.

Con información de Live Science.

Somos Extremo Mundial.

50 thoughts on “«Viejo glotón»: el águila gigante que devoraba órganos humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *