¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Esta pequeña tortuga gigante albina es la primera de su tipo. Las probabilidades de una tortuga albina son de 1 en 100 mil individuos.

Una cría de tortuga gigante de las Galápagos extremadamente rara acaba de revelarse al mundo.

El diminuto reptil de ojos rojos tiene la piel sin pigmentación y un caparazón pálido, a causa de un trastorno genético conocido como albinismo. Las probabilidades de una tortuga albina son de 1 en 100,000 individuos.

La tortuga albina es una de las dos tortugas gigantes de las Galápagos (Chelonoidis niger) que nacieron recientemente en Tropiquarium, un zoológico en Servion, Suiza.

rara tortuga gigante de las Galápagos albina.
Imagen: Tropiquarium.

El par de huevos fueron puestos por una hembra de 100 kilogramos el 11 de febrero. El bebé albino nació el 1 de mayo y su hermana más oscura surgió el 5 de mayo.

Cada una de las tortugas pesó solo 50 gramos al nacer. Inicialmente, las criaron los cuidadores del zoológico en incubadoras, antes de reunirse con su madre en el zoológico el 3 de junio.

«Nos sorprendió descubrir un bebé albino», escribió el personal del zoológico en un comunicado.

«Esta es la primera vez en el mundo que una tortuga albina de Galápagos nace y se mantiene en cautiverio, y no hay casos documentados en la naturaleza», agregaron.

Albinismo.

rara tortuga gigante de las Galápagos albina.
Imagen: Tropiquarium.

El equipo también especuló que el nacimiento de una tortuga blanca podría ser hasta cinco veces más raro que el nacimiento de un ser humano albino, que es de alrededor de 1 en cada 20 mil personas.

No está claro cuánto tiempo podría sobrevivir la cría albina. Las tortugas gigantes de las Galápagos son las tortugas más grandes de la Tierra y pueden vivir más de 100 años en la naturaleza.

Sin embargo, el albinismo puede hacer que los animales sean más susceptibles al daño de los rayos ultravioleta del sol y propensos a otras complicaciones de salud, como la reducción de la visión y problemas auditivos. También hace que los animales que normalmente son de color más oscuro sean más visibles para los depredadores.

rara tortuga gigante de las Galápagos albina.
Imagen: Tropiquarium.

Esto significa que los animales con albinismo a menudo no sobreviven por mucho tiempo y mueren antes de que puedan transmitir sus genes, lo que explica por qué la condición es tan rara.

Pero si se les cuida adecuadamente en cautiverio, pueden vivir vidas relativamente saludables.

Un desafío gigante.

Criar una tortuga gigante de las Galápagos en cautiverio puede ser un desafío. Los zoológicos son los únicos lugares donde se les pueden observar, sean albinas o no.

En la naturaleza, las crías parecen «desaparecer» hasta que tienen alrededor de cinco años.

Los investigadores no están exactamente seguros de a dónde van los bebés. Pero los científicos sospechan que las tortugas jóvenes pasan sus primeros años escondidas en la maleza del bosque para evitar a su único depredador natural: los halcones de las Galápagos.

Imagen: Tropiquarium.

Nadie está seguro de cómo las diminutas tortugas pasan estos «años perdidos», pero cuando resurgen son demasiado grandes para que las aves depredadoras se las lleven.

La cría en cautividad en los zoológicos es una herramienta muy importante para la conservación de estas enormes tortugas, que se han vuelto escasas en la naturaleza.

La apuesta de los científicos es que alguna vez hubo alrededor de 200 mil tortugas gigantes en las Islas Galápagos, pero ahora solo hay alrededor de 15 mil.

Con información de Live Science.

Somos Extremo Mundial.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here