¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

La devastadora historia de John Edward Jones, atrapado durante más de un día dentro de la cueva llamada Nutty Putty Cave antes de fallecer allí mismo.

John Edward Jones amaba la espeleología. Su padre lo llevaba con frecuencia a él y a su hermano, Josh, a expediciones en Utah cuando eran niños. Los chicos aprendieron a amar las profundidades subterráneas y la belleza de una cueva.

Desafortunadamente, la primera expedición de John a Nutty Putty Cave fue la última.

Imagen: Yandex.

Nutty Putty Cave.

Nutty Putty Cave es una cueva hidrotermal, que se halla a unos 88 km de Salt Lake City, la capital del estado de Utah, EE.UU.

John Edward Jones ingresó a Nutty Putty Cave alrededor de las 8 p.m. hora local en la noche del 24 de noviembre de 2009. John, de 26 años en ese momento, y Josh, de 23, junto con otros nueve amigos y familiares, decidieron explorar Nutty Putty Cave.

A los 26 años, John estaba en la plenitud de su vida. Estaba casado, tenía una hija de un año y asistía a la escuela de medicina en Virginia. Había regresado a su hogar en Utah para pasar unas relajantes vacaciones familiares.

Atascado.

Imagen: Yandex.

Hacía años que John no estaba en ninguna cueva. Y con su tamaño y peso, ya no era el niño pequeño que solía ser.

Aproximadamente una hora después de la expedición, John decidió buscar la formación dentro de la cueva llamada Canal de Parto. Este era un pasaje muy estrecho que los exploradores debían atravesar con extremo cuidado.

John encontró lo que pensó que era el Canal de Parto y avanzó poco a poco por el estrecho pasaje de cabeza. Pero en cuestión de minutos, se dio cuenta de que había cometido un grave error.

John se dio cuenta de que estaba atascado y que no tenía espacio para darse la vuelta. Ni siquiera tenía espacio para regresarse por donde había venido. Tenía que intentar presionar hacia adelante.

Trató de exhalar el aire de su pecho para poder pasar por un espacio de apenas 63 cm de ancho y 45 de alto.

Pero cuando John inhaló de nuevo y su pecho se hinchó, se quedó atascado para siempre.

En un lugar estrecho.

Imagen: Yandex.

El hermano de John Edward Jones fue el primero en encontrarlo. Josh trató de tirar de las pantorrillas de su hermano sin éxito. Pero entonces John se deslizó hacia abajo en el pasaje aún más, quedando atrapado peor que antes. Sus brazos ahora estaban atrapados debajo de su pecho y no podía moverse en absoluto.

Todo lo que John y Josh, ambos mormones devotos, podían hacer en ese momento era orar.

Posteriormente, Josh corrió hacia la salida de la cueva para buscar ayuda. Pero incluso una vez que llegó la ayuda, John todavía estaba atrapado a 10 metros dentro de la cueva y 30 metros debajo de la superficie de la Tierra. Solo llevar personas, equipos y suministros tan lejos tomó una hora.

Imagen: Yandex.

La primera rescatista en llegar a John Edward Jones fue Susie Motola. En ese momento, John había estado atrapado durante tres horas y media. Motola se presentó a John, aunque todo lo que podía ver de él era un par de tenis.

«Hola Susie, gracias por venir», dijo John, «pero realmente quiero salir».

Durante las siguientes 24 horas, más de 100 rescatistas trabajaron arduamente para liberar a John de Nutty Putty Cave. El mejor plan que tenían era usar un sistema de poleas y cuerdas para tratar de liberarlo.

Una cueva peligrosa.

Imagen: Yandex.

El ángulo hacia abajo en el que John estaba, ejercía una gran tensión en su cuerpo. Dicha posición requiere que el corazón trabaje más duro para bombear sangre fuera del cerebro. Obviamente, cuando el cuerpo está boca arriba, la gravedad hace el trabajo.

Los rescatistas ataron a John con una cuerda conectada a una serie de poleas. Todo estaba listo, y tiraron tan fuerte como pudieron. Pero de repente, y sin previo aviso, una de las poleas falló. Los rescatistas no tenían otros planes viables. Las apuestas se había acabado.

Un final trágico para John Edward Jones.

Sin esperanza y con su corazón bajo horas de tensión debido a su posición cara abajo, John falleció de un paro cardíaco poco antes de la medianoche del 25 de noviembre de 2009. Los rescatistas pasaron 27 horas tratando de salvar a John.

El gobierno selló Nutty Putty Cave para siempre una semana después de la muerte de John. Nunca recuperaron su cuerpo, que permanece adentro hasta el día de hoy.

Imagen: Yandex.

Ahora, Nutty Putty Cave sirve como un monumento natural y una tumba para John Edward Jones.

En 2016, el cineasta Isaac Halasima produjo y dirigió un largometraje sobre la vida y el fallido rescate de John Jones, llamado The Last Descent.

Con información de Wikipedia.

Somos Extremo Mundial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here