¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 8 Promedio: 3.5)

Un padre sorprendió al padrastro de su hija cuando hizo que ambos acompañaran a la novia al altar para entregarla.

Esta historia entre un padre y un padrastro tocó el corazón de miles en todo el mundo, y resonó especialmente entre las familias afectadas por el divorcio.

Todd Bachman caminaba con su hija por el pasillo en septiembre de 2015 cuando detuvo la procesión y se acercó al padrastro de la novia, Todd Cendrosky.

«De repente, en el último segundo, volvió la cabeza hacia mí y me agarró la mano», dijo Cendrosky. «Él dijo: Oye, ven conmigo. Tuviste un papel tan importante en la crianza de esta niña. Es hora de que tú y yo llevemos a nuestra hija al altar juntos».

Todo el momento se captó en una serie de imágenes que comenzaron a hacerse virales desde la página de Facebook del fotógrafo de bodas.

«Significó mucho para mí», dijo la novia, Brittany Peck, de entonces 21 años. «Soñé con esto, desde que supe que mi padrastro sería mi segundo padre. Pero siempre supe en el fondo de mi cabeza que no sucedería debido a la situación en mi familia y cómo nadie se llevaba bien».

Pero eso es exactamente por lo que Bachman lo hizo.

«Fue un día maravilloso», dijo Bachman sobre la boda de su hija. «Es una pena que más padres no puedan dejar de lado sus egos para un evento como este. Los niños no deben tener límites en cuanto a a quién aman y a quién cuidan. Desafortunadamente, muchos padres, a través de sus discusiones y disputas, quieren mantener a los niños encerrados».

Bachman dijo que había planeado la idea por un tiempo. Dos semanas antes de la ceremonia, su hija llamó por teléfono, preocupada. Dijo que conocía exactamente el origen de su preocupación y antes de que pudiera decirlo, le dijo lo que tenía en mente.

«Él dijo: Ya tengo un plan, y fue absolutamente perfecto», dijo ella, quien había estado «muy, muy nerviosa» por llamar a su padre. Sin embargo, él le aseguró que se sentía cómodo compartiendo un evento tan importante con Cendrosky.

Ella y su padre decidieron mantener el plan en secreto para todos excepto para el fotógrafo. Pero ocultárselo a Cendrosky fue difícil.

«Mi padrastro es una persona muy emotiva. Lloró durante una semana seguida hasta el día de mi boda con mi madre. Me dijo: Tengo un esmoquin, pero no tengo nada especial que hacer.»

Cendrosky admitió que le dolía la idea de sentarse en la boda sin un rol.

«Desde el primer día, la miré como mi hija, pero sabía que era de Todd, el otro Todd. Pero esta era su manera de incluirme, y pensé que era el gesto más amable que alguien ha hecho por mí».

Bachman dijo que él y su exesposa definitivamente pasaron por un período difícil lleno de abogados y tribunales. Sin embargo, ahora son cordiales y aprecia el papel que Cendrosky ha desempeñado en la vida de sus hijos.

Bachman dijo que no esperaba que todos dieran tanta importancia a lo que sucedió y menos que las fotos se volvieran virales. Pero dijo que si  tan solo una pareja divorciada puede ver esta historia y cambiar su forma de pensar entonces valdría la pena.

Su hija expresó:

«Es una historia increíble. Solo espero que podamos tocar a las familias que están pasando por lo mismo que pasamos nosotros.»

Con información de Today.

Somos Extremo Mundial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here