Una onda de choque se precipitó en el campo magnético de la Tierra y agrietó su magnetosfera, que protege a nuestro planeta de la radiación espacial.

Hasta el momento se desconoce el origen de la onda de choque, pero los científicos creen que el campo magnético de la Tierra se agrietó por una mancha solar activa que lanzó ocho erupciones solares el 14 de diciembre.

campo magnético
Fuente: Transcontinental Times

La grieta puede permanecer abierta durante horas y permitir que los vientos solares fluyan a través de ella.

La importancia de la magnetosfera de la Tierra: protege a nuestro planeta de la peligrosa radiación espacial.

Emisiones solares.

Los astrónomos expertos consideran que la grieta en el campo magnético se formó luego de una eyección de gas sobrecalentado, energético y altamente magnetizado liberado por el Sol.

Este tipo de eyecciones, también son conocidas como eyección de masa coronal (CME).

La intensa actividad solar puede haber sido liberada por la mancha solar AR3165.

Campo magnético
Feunte: Web

Por los seguimientos que realizan los astrónomos, se sabe que recientemente el Sol lanzó al menos ocho erupciones al espacio el día 14 de diciembre.

Estos fueron los causantes de los apagones en el Océano Atlántico, según Space Weather.

Si bien los científicos aún no están haciendo sonar la alarma, una grieta puede permanecer abierta durante horas y permitir que fluyan los vientos solares.

La mancha solar.

Se observó que la mancha solar crepitaba el 14 de diciembre y luego lanzó una explosión de clase M6 que golpeó el campo magnético de la Tierra.

Inicialmente, la tormenta solar estaba clasificada como tormenta G1, y se esperaba que fuera bastante leve.

planeta Tierra
Fuente: Web

Pero la onda de choque misteriosa envió un aluvión de material de alta velocidad que se estrelló contra el campo magnético de la Tierra, abriendo una grieta en la magnetosfera.

Las manchas solares son áreas en la superficie del sol donde los poderosos campos magnéticos, creados por el flujo de cargas eléctricas, se anudan en torceduras antes de romperse repentinamente.

La liberación de energía resultante lanza ráfagas de radiación llamadas erupciones solares, o penachos de material solar llamados eyecciones de masa coronal (CME).

Una vez lanzadas, las CME viajan a velocidades de millones de millas por hora, arrastrando partículas cargadas del viento solar para formar un frente de onda combinado gigante que (si apunta hacia la Tierra) puede desencadenar tormentas geomagnéticas.

campo magnético
Fuente: Código Oculto.

Las tormentas también pueden crear grietas en la magnetosfera que permanecen abiertas durante horas.

Esto provoca interrupciones del funcionamiento de los satélites, las comunicaciones por radio y los sistemas de energía y electricidad.

Fuente: LiveScience/DailyMail.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí